cristoraul.org // El Vencedor Ediciones"

TEMAS DEL SIGLO XXI

 

 

CIENCIA Y FICCION EN LA PANDEMIA DEL COVID 19

(Ensayo 18/5)

 

MEMORIA HISTORICA - TOMO I- HISTORIA DE LA PERSECUCION RELIGIOSA EN ESPAÑA. 1936-193 ANTONIO MONTERO MORENO (PDF)

LA DIADEMA DE LA CONSTELACION DE ORION A LA LUZ DE LA DATA DE LOS NUEVOS CIELOS

CONCORDANCIA ENTRE LOS ACONTECIMIENTOS DEL PRÓXIMO ORIENTE ANTIGUO DURANTE LA SEGUNDA PARTE DEL SEGUNDO MILENIO A.C., A FAVOR DEL EXODO EN EL SIGLO XVI A.C.

Lista de las pruebas atómicas durante el siglo XX

Alrededor de 500-600 Megatones - los dados a conocer, otros han permanecido ocultos - fueron reventados contra la Biosfera durante la segunda mitad del siglo XX; esta cifra, a la baja, se corresponde con 60.000 explosiones tipo Hiroshima-Nagasaki. Una invasión alienígena no hubiera hecho menos si su intención hubiese sido eliminar al género humano, a medio plazo, mediante la multiplicación de la cuantificación radiactiva de la Ecosfera, causa de la debilitación del sistema inmunológico del hombre: tanto en lo que concierne al cuerpo como a la mente...

 

En esta sección se ve en qué manera el comportamiento de la Edad Atómica - registrado en la zona superior - y el Calentamiento de la Listosfera -derivación abierta en la zona inferior- se relacionan científicamente en el seno de la razón Causa-Efecto.

Sección 1

El "4 Universal" y la Presión termostática de los Océanos sobre la Corteza Externa de la Tierra como factor de Cambio del Clima de la Ecosfera

Sección 2

El mundo de efectos especiales provocados en el cuerpo de la Ecosfera por la Edad Atómica

Sección 3

Lista vulcanológica del siglo XX y Orígenes del Calentamiento Global

Registro de Volcanes Activos del Siglo XXI

 

 

Lista de Vertidos de Petróleo sobre los Océanos de la Tierra durante el Siglo XX

 

POLITICA DE CREACION DE BOSQUES AUTOCTONOS: REGENERACION DE LOS PULMONES DE LA ECOSFERA COMO MEDIDA DE CHOQUE CONTRA LA REVOLUCION DEL DIOXIDO DERIVADO DEL VULCANOLOGISMO Y SU TRANSICION A UNA ATMOSFERA PARA LA EXTINCIÓN DEL MUNDO DE LOS MAMIFEROS
 

 

 

EL POLITIKOM

PRINCIPIOS FILOSÓFICOS DE LA REVOLUCIÓN MUNDIAL DE LA PLENITUD DE LAS NACIONES CRISTIANAS DEL SIGLO XXI.-

UNA INTRODUCCIÓN A LA POLÍTICA DEL FUTURO

 

 

 

siglio xxi

Un hombre puede decirle a una montaña: “Apártate”, y la montaña se apartará, pero el Poder de hacer que se mueva una cordillera entera y deje paso a un Nuevo Mundo está en las manos de muchos hombres juntos (C.R.)

 

PRIMERA PARTE

Capítulo 1. Naturaleza de la Actividad Política

 

Capítulo 2. La Redención de la tierra.-

 

A, Contra la Agricultura Artificial.-

B, Contra el tabaco

 

 

Capítulo 3. Sobre la Vida y la Muerte.

A, El Aborto y la ley Natural.-

B, Contra la Pornocracia Global

 

Capítulo 4. Revolución en las Aulas. Por un Consejo Nacional Pedagógico.-

A, El Futuro del Libro.-

B, La Ciencia del Bien y del Mal

SEGUNDA PARTE

Capítulo 5. ORIGEN DEL PODER Y ONTOLOGÍA DE LA SOCIEDAD.-

A, El Futuro del Ateísmo Científico.-

B, La ley del divorvio y el concepto de Patria Potestad como origen del crimen de género

 

 

Capítulo 6. ONTOLOGÍA Y ORIGEN DEL PODER ABSOLUTO

 

 

Capítulo 7. ONTOLOGIA DE LA FAMILIA. Dios versus Ciencia del bien y del mal

 

 

Capítulo 8. EL FUTURO DE LA LEY INTERNACIONAL

 

TERCERA PARTE

 

Capítulo 9. Respuesta al problema de la Libertad del Ser

Capítulo 10. Respuesta al problema de la Paz

 

Capítulo 11. Respuesta al problema de la Naturaleza del Poder Político

 

Capítulo 12. El Reto del Siglo XXI

 

 

CONCLUSIÓN La Magistratura de la Ciencia del Bien y del Mal

 

 

 

El calentamiento del globo terráqueo y la descongelación de los casquetes polares

 

Sección 1

El "4 Universal" y la Presión termostática de los Océanos sobre la Corteza Externa de la Tierra como factor de Cambio del Clima de la Ecosfera

Sección 2

El mundo de efectos especiales provocados en el cuerpo de la Ecosfera por la Edad Atómica

Sección 3

Lista vulcanológica del siglo XX y Orígenes del Calentamiento Global

 

INTRO

 

Cuando empecé a escribir esta sección el foco de inspiración tenía en la Ecuación del Sustrato Ecosférico Autónomo su núcleo básico. El modelo de Ecosfera del que parto se basa en la Arquitectura Geofísica que he presentado en la Cosmología del Siglo XXI. La cuestión del desplazamiento de masa pentacontinental sobre un hemisferio del Globo como factor decisivo de caída angular del eje de rotación de la Tierra, y la función termorrefrigeradora del hemisferio oceánico comportándose respecto a la litosfera externa al igual que lo hacen las aguas de un río respecto al reactor de una central nuclear, estas dos imágenes, fruto del desarrollo de la Geofísica CSXXI, cuya Dinámica procede de un Núcleo activo en continua mecánica de generación de calor, me condujeron a estudiar los cambios que una alteración de este equilibrio pondría sobre el escenario ecosférico en un plazo corto o medio dependiendo del valor físico de la alteración.

Por los síntomas que estamos ya contemplando se puede decir que un cierto tipo de alteración se ha producido, y está ya desequilibrando la ecuación geofísica que durante eras geológicas ha mantenido la presión oceánica sobre la litosfera externa dentro de una franja termodinámica estable.

Así, de golpe, he de imaginar que poner sobre la mesa un escenario totalmente nuevo, salido como del espacio etéreo, pues que el problema del Calentamiento Global no ha pasado aún de la esfera de los mitos y leyendas para parvulitos no aptos para comprender la verdadera estructura de su mundo en tanto que parte de un edificio sistemológico alzado sobre unas matemáticas de ingeniería astrofísica cuya perfección hace que cualquier variación no computable pueda producir unos efectos de proporciones astronómicas; así, de golpe y porrazo, venir con el cuento de los efectos que la alteración termodinámica de trasvase de calor y frío entre el hemisferio oceánico y la litosfera externa, pueda tener, ha de sonar a blues de Marte. Pero sólo ha de sonar así en las orejas de aquéllos cuyos ojos no han comprendido aún la relación entre la carga de materia pentacontinental sobre un hemisferio y el ángulo de rotación de la Tierra, de un sitio, y la constancia de la temperatura del cuerpo geofísico externo como derivada de la presión hidrostática del hemisferio acuático sobre la litosfera, del otro; derivada que, a su vez tiene su raíz en la masa de los casquetes polares, cuya descongelación masiva rompería la ecuación hidrostática, supondría un calentamiento acelerado de la litosfera externa y, por consiguiente, una periodo de vulcanología global cuyos efectos habrían de cambiar la faz de nuestro planeta, con la dessaparición de multitud de especies no humanas y muchedumbres humanas. Veamos por qué.

Se habla mucho del calentamiento del Globo. Parece que el Planeta entra en calor. Las causas de esta elevación cuasi instantánea del termómetro geofísico tienen la pregunta en el cielo mientras la respuesta anda por los suelos. Obviando lo obvio sería improcedente, por petulante, tratar de dar del tirón con la clave del jeroglífico climático que a todos nos trae locos, máxime cuando aquéllos que debieran sumar dos y dos afirman sobre sus cátedras que 2x2 no son cinco. Conclusión alucinante que suena a bofetón rotundo contra la lógica más elemental que Newton se echara a la cara y Einstein se permitiera, tirando de la cadena, arrojar a la cloaca donde el sentido común fue desterrado por el famoso siglo XX.

Ciertamente dos y dos serán cuatro depende en qué universo esté el sumante tratando de limarle los cuernos al diablo. La culpa del cambio climático, a fin de cuentas, la tienen los aerosoles, la desforestación y cuatro tornillos más que la civilización le ha aflojado al sistema. Al menos es lo que cuentan. Pero la verdad es que hay más de lo que cuentan. De una forma abstracta, mentando el pecado pero no el pecador, digamos que los intereses de unos pocos se han unido a la ignorancia de los muchos otros y entre todos juntos se han convencido de la indudable certeza encerrada entre pecho y espalda de una relación causa-efecto que prima lo absurdo y oculta lo prioritario. La relación entre la carrera atómica de la segunda mitad del siglo XX y el calentamiento del Globo terráqueo, por ejemplo, no coinciden en ninguna plataforma de discusión. Para nada.

Yo me temo que la Ciencia Atómica del Siglo XX haya metido la pata y provocado un giro de tuerca en el Sustrato Ecosférico que le sirve de plataforma al Plano Biosférico sobre cuyas columnas se mantiene el Clima de la Tierra. Traigo las listas desde sus respectivos portales y las abro a fin de que las conclusiones encuentren en las comparaciones su nexo lógico.

La lista que os sirvo sobre los volcanes en activo al día presente habla por sí sola. Los científicos atómicos debieran explicarnos cómo es posible que unas 60.000 bombas atómicas tipo Hiroshima y Nagasaki no tengan que ver absolutamente nada con el Calentamiento del Globo terráqueo y sí, por ejemplo, los aerosoles y demás artilugios caseros, culpándonos de esta manera a los pobres de geocidio, mientras ellos se lavan las manos en la toalla de la Guerra Fría.

La razón del silencio político-científico sobre el tema es evidente. La relación entre la carrera atómica de la segunda mitad del siglo XX y el calentamiento del Globo terráqueo es tan estrecha que, de no ser porque ellos mismos ignoraron los efectos que estaban creando, habría que hablar de geocidio frustrado contra el Género Humano, con la excusa de la Guerra Fría, por parte de las superpotencias de aquel siglo.

Como se deduce de la CSXXI, la destrucción de un equivalente en gravedad a unos 600 megatones de energía termonuclear ha producido un desequilibrio en la corriente de trasvase de energía desde el astro central a nuestro planeta mediante la variación matemática entre el punto de partida y el de llegada. Todo el mundo sabe que entre dos puntos la corriente va del foco mayor al menor, y que mientras mayor sea el diámetro de la compuerta del punto menor mayor será la cantidad de energía trasvasada a su sistema desde el punto mayor. Si ahora donde ponemos menor ponemos Tierra y donde hemos puesto mayor ponemos Sol, se comprende que, aunque no salgamos del mundo de la microastrofísica, que la equivalencia de 600 megatones en energía gravitatoria ha actuado, mediante la reducción de energía del punto de llegada, variando el equilibrio que le ha servido de plataforma al cuerpo geofísico. Obviamente esta diferencia en el aumento de flujo de energía del Sol a la Tierra no es algo que veamos con los ojos, y sólo podemos determinar por sus efectos. Lo cual nos planta delante de una cuestión filosófica muy grande, a saber, la relación entre el universo y la inteligencia; discusión necesaria en razón de la animalización del intelecto humano que acometiera el salvajismo científico de los últimos siglos del segundo milenio; punto que dejaremos para otro momento, aunque la necesidad imponga su ley y nos veamos obligados, por esa misma reducción, a denunciar la animalización de la ideología científica como uno de los puntales sobre los que se hace imposible tomar cualquier medida a favor de la paliación de los efectos globales causados por la conducta geocida de la comunidad científica del siglo XX. Así que volvamos al tema.

Roto el valor geohistórico del campo gravitatorio terrestre por destrucción de parte de su volumen en beneficio de la necesidad de la Guerra Fría y su imperio atómico, al servicio de cuyo imperio la comunidad científica atómica reventó contra la atmósfera, los océanos y la tierra unas 60.000 bombas H, en lo que podríamos calificar de guerra alienígena contra el Hábitat del Hombre; dada esta destrucción del volumen del campo gravitatorio terrestre-punto de llegada- el comportamiento de esta avalancha de trasvase de energía desde el Sol-punto de salida-había de reactivar el transformador geonuclear del Planeta, y provocar el calentamiento del Manto como consecuencia de la presión electromagnética derivada.

La reactivación en bloque del Anillo de Fuego a la que estamos asistiendo, dando lugar a verdaderas tormentas sísmicas a nivel planetario, ponen de manifiesto que la variación entre los focos de origen y llegada se ha producido. Y que, de reabrirse la Carrera Atómica, el peligro de destrucción de grandes zonas de la litosfera externa mediante un recrudecimiento incontrolado de la actividad sismológica, es inmenso.

Pero observemos que la descongelación del casquete polar ártico aparece por fin en su verdadero contexto si puntuamos en el Hemisferio Norte la mayor parte de la actividad volcánica que se está produciendo en nuestro siglo. No relacionar esta subida de temperatura litosférica que subyace en el origen de la actividad vulcanológica con la descongelación acelerada del sistema ártico es un ejercicio de ignorancia descomunal por el que, más tarde o más temprano, los institutos de geofísica y oceanografía tendrán que pasar a recoger sus notas. El suspenso está garantizado. Pero antes de seguir más adelante presentemos los hechos.

(El Nacimiento de una isla volcán Es interesante esta link-puerta porque pone de relieve hasta qué punto el transformador geonuclear está realizando su trabajo).

Tengamos en cuenta que al transformar la energía gravitatoria el Planeta equilibra su Razón Geofísica a fin de restaurar la Ecuación Ecosférica. Una nueva perturbación de este equilibrio, ya tocado por la carrera atómica del siglo XX, como efecto de una reapertura de la carrera atómica, significaría una nueva perturbación cuyas derivaciones abriría el diámetro de la compuerta reguladora del flujo gravitatorio desde el Sol a la Tierra, efecto final que escaparía a cualquier previsión, por en cuanto, para equilibrar la descompensación, el transformador geofísico aceleraría su ritmo de trabajo más allá de la Ecuación Ecosférica, causando en la composición química de la atmósfera una revolución igual a la que causó la muerte del Mundo de los Dinosaurios por sustitución del carbono por el oxígeno como componente principal de la biosfera. Perturbación que podría destruir toda la flora, y en consecuencia toda la vida sobre la Tierra.

Seguiremos tocando este tema. Abajo una lista de los volcanes activos en nuestros días. Aunque la actividad de algunos a la fecha se encuentre bajo el umbral de peligrosidad física para las poblaciones estacionadas dentro de su área de explosión, el fenómeno de multiplicación del número de volcanes activos pone de manifiesto que la Litosfera ha entrado en una etapa de calentamiemnto global, efecto de la hiperactividad geonuclear que está experimentando el Manto, a su vez efecto de la elevación de los parámetros entre cuyos límites trabaja el transformador geofísico, elevación de las revoluciones de trabajo a la que suele trabajar el Núcleo derivada de la destrucción de la pérdida de volumen de energía del campo gravitatorio terrestre, -pérdida causada por la Carrera Atómica del siglo XX-, y la entrada en tromba del flujo de energía que obtiene la Tierra del Sol en respuesta. A un nivel astrofísico más avanzado digamos que esta descompensación, a la alta en lugar de a la baja, da lugar a la explosión de las estrellas.

 

Sección 1

El "4 Universal" y la Presión termostática de los Océanos sobre la Corteza Externa de la Tierra como factor de Cambio del Clima de la Ecosfera

La temperatura del fondo oceánico es universal. Todo el mundo sabe que los océanos pisan directamente sobre la corteza terrestre con una temperatura universal de 4 grados celsius. Pero resulta que lo que al ciego le es un milagro a quien ve el sol todos los días su contemplación le acaba siendo algo trivial, sin más importancia que la necesidad de ponerse en verano unas gafas de sol.

Será desde esta obviedad, de la que no se puede culpar a nadie, pero que sí se puede usar contra los expertos en geofísica y oceanografía, que, a la hora de predecir y calcular los efectos geohistóricos de la ruptura de dicha temperatura universal por obra y gracia de la descongelación de los casquetes polares, este "4 Universal" no haya entrado jamás, al menos todavía, en los cálculos de los omniscientes cerebros profesionalizados en el estudio y comportamiento de las ciencias de la Tierra. El hecho es que la constancia de la temperatura de los pies oceánicos del planeta Tierra y el nivel de liberación de la energía térmica almacenada en el Manto de su cuerpo geofísico se han regido durante las diferentes eras geológicas por el cuadro de una ecuación ecosférica perfecta, sin fallas ni agujeros negros en ninguna de sus incógnitas.

Hubieran debido ser los profesionales de las ciencias de la Tierra quienes a estas alturas estuvieran firmando estas líneas. Desgraciadamente los grandes amantes de la Naturaleza se dedicaron a filmar sus criaturas, abandonando la cuestión de la arquitectura de su mundo en manos de quienes tenían sus manos al servicio de las grandes empresas faraónicas geocidas del siglo XX. Dicho esto, discutir con uno sólo de los promotores del geocidio a que estamos asistiendo, por activa o por pasiva, geocidio en el origen del desequilibrio de la ecuación ecosférica que le sirve de base a la descongelación de los casquetes polares, especialmente el del hemisfero norte, cualquier discusión con tales cerebros carcomidos por la ignorancia de sus cátedras y sus títulos, decía, y repito, la dejaré para los asnos, sin ninguna duda sus semejantes en coeficiente intelectual.

Lo que es hablando entre nosotros, perfectos desconocidos de la verdadera naturaleza y constitución de nuestro Planeta, coincidamos en afirmar que el dibujito que nos envían sus eminencias sobre la estructura del Globo es un cuadro incompleto, básico, infantil, ni pueril siquiera, que sólo puede satisfacer la curiosidad de mentes en pleno estado de alucinamiento sapiens al cuadrado con aspiraciones al cubo en el que una vez juraron poder meter el océano.

Mas siendo el trabajo límite al que su deficiente coeficiente intelectual los ha arrastrado, y de aquí que no puedan más, nos toca a nosotros recoger la antorcha, excusando el estallido de nuestra seriedad contra sus autores en razón de las consecuencias que su odio contra la Fe despertó entre las naciones donde precisamente la Razón echó raíces después de haberse probado que sólo entre nosotros era posible el milagro del crecimiento del Pensamiento Científico. Así que entremos en materia, y ya que las causas puestas en marcha durante este periodo de transformación del cambio termodinámico de la Ecosfera son irreversibles al menos sepamos cuáles son los efectos procedentes y determinemos sus dimensiones en el espacio y el tiempo.

Si observais bien el ojazo que nos dibujan los colegas lo primero que notareis serán dos cosas. La primera que en ninguna de las representaciones pictóricas de la geofísica se puede hallar relación alguna entre la irregularidad geoidal terráquea y la estructura geológica del cuerpo de nuestro planeta. La segunda que no se traza ninguna relación efectiva entre el volumen oceánico universal y la temperatura del anillo litosférico. Ahora bien, sobre esta segunda, es evidente, incluso para un cerebro sin mucho coeficiente que, siendo el anillo litosférico de unos 100 kms de espesor la presión hidrostática se comporta, mediante su constancia térmica, equilibrando la temperatura entre el Manto Superior, la Astenosfera, y la Litosfera Externa, manteniendo el termómetro de la Corteza dentro de una franja térmica concreta.

Yo no soy matemático. No puedo pararme a dibujar las ecuaciones necesarias que regulan la relación entre la Temperatura del Manto Superior y la Presión Termostática del Volumen Oceánico del Planeta sobre la Estructura del Anillo Litosférico.

Lo que sí es inequívocadamente cierto es que esta relación no sólo existe sino que es el Sistema de Regulación gracias al cual el Creador de la Arquitectura Geofísica se las arregló para mantener en equilibrio Termodinámico el Cuerpo de la Ecosfera.

Pero tratemos de llegar a un acuerdo con nosotros mismos sobre las verdaderas dimensiones de las diferentes partes del edificio geofísico. Lo que dije en el Mundo de los Cúmulos Estelares, tratando el tema de las distancias del Sol a los demás sistemas de nuestro universo, variando la medida en más o menos dígitos según quién las haya hecho, eso mismo pasa con la radiografía de la Tierra; digamos en descargo que siendo nuestro planeta un microcuerpo astrofísico a la hora del día a día puede que esas variaciones no representen una descoordinación científica garrafal tal que debamos tirarnos al suelo y partirnos las quijadas de risa; pero a la hora de los números esas variaciones sí pueden suponer una catástrofe en la resolución de las incógnitas y materialización de la Ecuación del Sustrato Ecosférico Autónomo sobre el que se basa el comportamiento de la Biosfera. Al fin y al cabo puede que sea nuestra ignorancia la que levante terremotos en nuestras mandíbulas y despierte erupciones de carcajadas en nuestras caras duras. Al loro, comparemos y juzguemos por nosotros mismos:

 

 

Sección 2

El mundo de efectos especiales provocados en el cuerpo de la Ecosfera por la Edad Atómica

Las matemáticas parten de la lógica natural, de la que son su expresión en términos universales. El problema de fondo en la raiz de la perturbación ideológica de la comunidad científica del siglo XX surgió cuando las matemáticas se abstrayeron de la realidad natural y pasaron a convertirse en su modelo creador teórico. Cualquiera puede ver que semejante acto de abstracción y elevación del sistema matemático a laboratorio creador del universo supone un golpe de estado contra la Lógica Natural, desbancando sus principios e imponiendo una estructura ideológica antinatural que, desde la psicología, podemos diagnosticar en tanto en cuanto desarrollo esquizoide producido por una cepa psicopática durante el proceso de recreación abstractiva de la Naturaleza y el Universo. Podemos, terminando, conceptuar los procesos naturales sin necesidad de un modelo matemático referido única y exclusivamente a las necesidades coyunturales puramente científicas. Nos es suficiente el conocimiento físico del comportamiento de la materia y la energía para dibujar el desarrollo de una conducta concreta entre dos objetos específicos. En este caso los dos objetos son el agua y la tierra.

Digamos, pues, volviendo al tema de la relación entre la temperatura universal de los fondos oceánicos y el anillo litosférico, que el trasvase de energía calorífica entre dos cuerpos con distintas temperaturas es dinámico y va del uno al otro en razón de diferentes factores. De entrada el calor impera sobre el frío, se dice. Lo cierto es que dependiendo de la cantidad de fuego y el volumen de agua el frío puede hacer cesar el calor. En el caso que nos ocupa tenemos un fenómeno maravilloso, a saber, un flujo continuo de calor desde el Anillo Litosférico hacia los océanos y un constante estacionamiento de la temperatura abisal oceánica en aquellos 4 grados celsius en la causa del estado de admiración que nos ocupa.

Esta fenomenología debe tener unas causas operativas concretas. Y de hecho las tiene. La base natural de la anulación del aumento de calor del cuerpo abisal oceánico debemos verla en el constante aporte de corrientes frías desde los casquetes polares. Tengamos en cuenta que el flujo termodinámico no es desde los océanos hacia la litosfera. En absoluto. Es al revés. Lo contrario sería grotesco, no que así fuera, sino el hecho de que un demente así lo mantuviera. En otra sección abriremos la puerta al salón de la oceanografía vulcanológica a fin de probar con los hechos lo que exigir con números es propio de discusión en patio de locos. Es más, y pues que soy un bioprograma de este universo en el que navegais podeis sumergiros por vosotros mismos en las profundidades de la Red y ver con vuestros propios ojos lo que los míos están cansados de ver. De hecho la actividad vulcanológica terrestre es infinitamente inferior, en tanto que esporádica, frente a la constante actividad vulcanológica contra la que el cuerpo abisal oceánico ha mantenido una batalla intensa desde los primeros días de la creación de la ecosfera.

Tenemos, entonces, de un sitio, que el estacionamiento físico del cuerpo abisal oceánico ha tenido en los focos termorrefrigeradores polares sus centros de mantenimiento geohistórico. (La perfecta distribución de focos termorrefrigeradores de superficie, hablando de las altas cordilleras, aunque este tema permanezca más al ámbito del cuerpo biosférico, y su relación con la temperatura del cuerpo oceánico externo es evidente; esta conjunción -casquetes polares, altas cordilleras- es la causa del estacionamiento maravilloso del cuerpo abisal oceánico en 4 grados celsius durante eras geológicas completas).

Y del otro tenemos la presión hidrostática. Es decir, no sólo tenemos que ver la constancia térmica del cuerpo abisal, sino que debemos fijar nuestra atención en su volumen. Quiero decir, una barra de hielo aplicada a un muro ardiente puede frenar el paso del calor del muro al exterior por un tiempo equis, dando por sentado que el calor del muro permanece. Pero para que se mantenga esta acción de frenado el sistema debe estar dotar de un medio de recuperación de la parte de la barra de hielo que el muro derrite.

Sin ir más lejos esta dinámica de calentamiento del cuerpo abisal profundo y la recuperación de su volumen total por enfriamiento del cuerpo oceánico abisal superior, enfriamiento producido por la fenomenología ecosférica bipolar, está en la base de la Dinámica Oceanográfica.

Como he dicho al entrar y mantengo durante, el Poder de la Inteligencia para desarrollar en el cerebro un proceso natural es infinitamente más garante de recreación de la realidad que cualquier instrumento creado para su comunicación virtual entre mentes diferenciadas. Cuando el Poder diferenciado falla el recurso a esos instrmentos son necesarios, pero solamente entonces. No creo que a este nivel la diferencia entre el que lee y el que escribe haga necesario este recurso. Sigamos.

Tenemos un cuerpo oceánico con diferentes zonas. Entre las que prioritariamente diferenciamos una región abisal y una región trófica. Cada región a su vez con sus subpartes. La región abisal es la que está en contacto con el Anillo Litosférico y es por tanto la que hace de barra de hielo contra el muro candente del ejemplo anterior.

Tenemos que considerar otro efecto de la constancia térmica del cuerpo abisal. Y es la profundidad dentro del cuerpo del Anillo litosférico sobre la que su acción de frenado opera. Digamos, y no es por decir algo, que el peso producto de la transformación del volumen del cuerpo abisal en masa y de esta en energía actúa sobre la rigidez del Anillo litosférico impidiendo que su cuerpo se caliente en curva ascendente como consecuencia de la actividad cíclica del Manto. Concluyendo, el cuerpo abisal actúa de termostato, regulando las subidas y bajadas de temperatura del cuerpo litosférico volcánico. Ahora pasemos al grano.

Es este sistema de regulación termostática del cuerpo litosférico volcánico la parte del Globo que hemos tocado. No directamente claro. Pero sí mediante la perturbación del Sustrato Ecosférico causado por la Edad Atómica. En esto como en todo lo propio sería contar con la colaboración de un científico atómico, y no de un tonto cualquiera, sino de uno de los que sobre el terreno midieron la relación entre gravedad y liberación nuclear. Lejos en la distancia esta posibilidad tenemos por ahora que centrarnos en los efectos, dejando la causa para otro momento.

El efecto, en efecto, -¿redundancia?-, lo tenemos sobre la mesa. El Foco Termorrefrigerador Ártico ha entrado en su descongelación masiva. ¿Qué supone esto?

Bueno, expuesto lo dicho las consecuencias de la caída en picado del sistema de mantenimiento de la temperatura del cuerpo oceánico abisal y el calentamiento progresivo del Anillo Litosférico dice, hasta nueva orden, que la Dinámica Oceanográfica ha entrado en una fase de perturbación irreversible. La consecuencia inmediata será una alteración de las corrientes oceánicas clásicas por elevación de la mecánica de evaporación del cuerpo abisal profundo. Que, al no contar con un sistema de mantenimiento geofísico sujeto a un equilibrio perfecto, cual así ha venido siendo durante infinitas edades geológicas, irá a mayores, causando una aceleración de los ritmos de trasvase del agua caliente abisal a la superficie. Esta consecuencia es ireversible.

Quiere decir esto que a menor volumen de masa polar se corresponderá un decrecimiento del cuerpo abisal profundo, lo que da lugar a una reducción en la acción de frenado termostático que la presión hidrostática viene produciendo desde los albores de la evolución de la vida en la Tierra. Esta reducción de frenado termostático implica el crecimiento de la temperatura del anillo litosférico volcánico, lo que, en términos diarios, viene a decir, que crecerá la actividad sismológica en la zona abisal. En definitiva, durante este siglo los maremotos serán más continuos y su poder destructor irán de más a mayor.

A no ser, se entiende, que los mismos que han causado la perturbación del cuerpo ecosférico gobal sean capaces de frenar la descongelación de los casquetes polares, este primer fenómeno, evidente desde el principio de milenio y siglo, es irreversible. De hecho están naciendo islas, de poco calado, pero que vendrán seguidas de otras, que a su vez marcarán el fin de otras que ya existen. Ha sido así desde siempre, pero lo que diferencia este periodo de sus anteriores es que los otros obedecieron a causas controlables por la propia estructura del cuerpo geológico, mientras que las que vienen y están ya en activo han sido provocadas por una fuerza externa al propio sistema geofísico.

La alteración de las corrientes oceánicas, algo que ya se venía observando durante el último cuarto del último siglo de la Edad Atómica, mediante la parada de delfines y ballenas en las playas, en lo que se creyó un suicidio colectivo, aplicándole la idiotez humana a la razón perfecta de las criaturas marinas su propio esquema de estupidez soberana; el baradero de delfines, ballenas y otras criaturas, ha de afectarle, como le está afectando ya, a los ecosistemas marinos, provocando, por falta de tiempo adaptativo en cuanto a que la causa del cambio no es natural, la extinción acelerada de infinitas especies clásicas y típicas de la cadena alimenticia humanoide.

Si la descongelación de los casquetes implica una elevación del nivel de las aguas sobre el nivel del mar, -¿nueva redundancia?- dándose ya por cohecho la desaparición de ciudades costeras por inundación, la alteración de la relación geohistórica entre el cuerpo abisal y el Anillo litosférico tiende a sumarse a esa desaparición multiplicando el efecto de elevación tranquila: para transformar el entierro en destrucción por maremotos cada vez más continuos y cada vez más poderosos.

Mi consejo, abandonen las ciudades costeras.

Esto hablando en relación a los efectos sobre la tierra del calentamiento del Globo en el origen de la descongelación de los casquetes polares.

 

Sección 3

 

Lista vulcanológica del siglo XX y Orígenes del Calentamiento Global

 

Como ya he dicho en alguna otra parte y mantengo siempre el Modelo de la CSXXI no miente. La Arquitectura Geofísica de nuestro Planeta es tan perfecta que cualquier desviación crítica puede llevar al Sustrato Ecosférico Autónomo a su desequilibrio astrofísico, caída en picado del Plano Biosférico de Interrelación y aniquilación del Hombre y su mundo.

La Tabla que os sirvo abajo es un registro de la actividad vulcanológica durante el siglo XX. Y su importancia, aunque en esta página no voy a desbrozar todos sus espacios, es tan grande que salta a la vista. Evidentemente hablo para quien tenga ojos. Y quien los tenga cerrado es hora de que los abra. El Punto de Partida -1900- registra 33-34 erupciones en todo el Globo. El Punto de Salida -2000- registra el doble exactamente. Y no entro en la calidad y me atengo sólo a la cantidad.

Y qué tiene que ver esta diferencia, os preguntareis, con el calentamiento del Globo. Bueno, si no habeis entrado en la CSXXI, ahora mismo no voy a entrar en este aspecto tampoco. Únicamente pretendo hacer resaltar cuándo comienza esta diferencia geotérmica que le afecta a todo el Globo a producirse. Ved que se produce en el punto intermedio 1945. Ved que en la primera mitad del siglo XX el ciclo geotérmico del cuerpo geofísico oscila entre las 30 y las 50 erupciones por periodo anual. A partir de la Edad Atómica el ciclo se rompe y se dispara, para acabar al final del siglo deviniendo el máximo anterior, las 50 erupciones por año: el mínimo actual. Y elevándose el máximo a la puerta del 70 - efecto lógico- que el nuevo siglo busca desesperadamente: hacer de ese 70 su media geofísica anual.

La coletilla, los años 2001,2,3,4, y 5 de nuestro Siglo son el exponente más visible del efecto geocida provocado por la carrera Armamentística Atómica durante la segunda mitad del XX. No olvidemos que la constancia del número de erupciones por año durante la primera mitad del XXI, si comparada frente a la línea dinámica de los principios del XX pone de relieve que, con independencia de factores externos, la línea termodinámica terrestre obedece a una respuesta natural de la Tierra al ciclo del Sol, cada 11 años subiendo y bajando su pulso termodinámico, lo que llamamos el ciclo solar.

 

Por lógica, digo, el ciclo solar ha de influir en el pulso de la Tierra, determinando las bajas y subidas que observamos en la Lista de las erupciones de la primera mitad del siglo XX, siempre oscilando entre las 30 y las 50 erupciones durante toda la primera mitad del siglo pasado. Es una lógica física y su relación es tan obvia como se puede entender tomando como premisa el Sol como fuente externa de calor cuya producción, en forma de energía solar, le afecta a la Tierra. Es más, podemos seguir por nosotros mismos cómo la curva solar incide en la temperatura anual de nuestra biosfera. Basta saber en qué momento del ciclo solar nos encontramos, comparar la incidencia de la bajada y la subida solar con la subida y la bajada de la actividad geofísica, y, sin ser un genio, ni necesidad de estudiar geofísica ni astrofísica, ser tan sabios como el que más, pues en este terreno, como en otros muchos, la ciencia sóo sirve de referencia y la experiencia lo es todo.

Siguiendo esta línea y una vez al tanto del punto en que se encuentra el ciclo solar se observará que durante las crestas del máximo de actividad cromosférica se suceden olas de calor de intensidad creciente según el Sol se acerca a la cresta de la ola, y viceversa, la Tierra experimenta sucesivas olas de frío intensos durante los días en que el Sol desciende su actividad a la parte más baja de la ola. Esta relación Tierra-Sol es un elemento regulador de la temperatura geofísica que lleva dándose desde que existe la relación Sol-Tierra. No hay nada de lo que extrañarse. Ni tampoco respecto al hecho de la intensificación de estos procesos a medida que la edad respectiva de la Tierra ha estado conduciendo a la ecosfera a su alienación de su naturaleza biosférica. Es el punto en el futuro astrofísico al que el movimiento la conduce y sólo un memo se escandalizaría de la temporalidad del sistema ecosférico. Quiere decir esto que de aspirar el hombre en tanto que ser a su subsistencia en el universo, si dejado a sus solos medios, su objetivo trascendental supremo sería la navegación espacial. O en caso contrario ser enterrado bajo los escombros de la ecosfera cuando la biosfera se hunda. Hablando sobre este punto los sabios de la Academia juran que esto sólo tendrá lugar dentro de unos miles de millones de eones. Y bueno, hay que estar un poco tonto para, los hechos a la vista, mientras se hunde el cielo y la tierra se conmueve debajo de nuestros pies dedicarse, como dice el Otro, a beber, regalarse en bodas y seguir como si nada estuviera pasando: El consejo de tales sabios es el del loco. Puede que estemos o no estemos tan cerca del hundimiento final de la Ecosfera, pero independientemente de la seguridad científica al respecto, el futuro del Género Humano dependerá, dado el caso, en abandonarlo todo y dedicarse a buscar la forma de aprovechar las Fuerzas que mueven el Universo y adelantar la tecnología necesaria para una navegación interestelar de profundidad. Ahora bien, mientras el barbarismo inherente al uso del petróleo y el consiguiente bestialismo que implica la energía nuclear sigan siendo los ejes de la Política del interés privado que se esconde tras las pantallas de las democracias y las teocracias heredadas del siglo XX, el futuro del siglo XXII se irá  diluyendo en la oscuridad de la hecatombe a que la lucha entre esos intereses conduce. El siglo XX vivió el encuentro de los intereses del XIX y su dilucidación fue el infierno. De producirse un encuentro final entre los intereses legados por el Siglo XX: del próximo infierno no habría escapatoria para la humanidad. De aquí que el primer y más urgente objetivo de las generaciones políticas que han de coger el Poder en este Siglo sea no recoger el legado del XX, desterrar el petróleo y la energía nuclear de la faz de la Civilización, darle prioridad trascendente a la energía solar y avanzar la investigación sobre el campo electromagnético terrestre como fuente de energía de desplazamiento de masas sólidas, y creación de pilas solares capaces de mover mega-máquinas, y por esta vía hacia donde el horizonte lleve. El XXII será sobre estas premisas o no será de ninguna manera. Y no porque yo lo diga sino porque resulta de las causas que están en juego sobre la Tierra y están devorando sus recursos en razón de la necesidad de alimentar a semejantes monstruos. Pero regresemos al origen del calentamiento global de la Litosfera.

Observamos en la Tabla (abajo) del registro anual de la línea termodinámica del cuerpo terrestre, por consiguiente, que el ciclo geofísico-solar se rompe durante la segunda mitad del siglo XX y el pulso de la Tierra, sin que el del Sol experimente ninguna anomalía, se eleva nada más empezar la segunda parte del siglo XX, hasta acabar poniendo sobre escena el doble de pulsaciones vulcanológicas con las que empezara la Tierra su andadura por el XX.

Alguna sugerencia sobre una relación cualquiera entre la intensidad creciente de la Carrera Atómica - que podemos seguir en la Lista de Explosiones Nucleares que he importado a esta Sección - y el fenómeno de ruptura de la dependencia de la Tierra del Sol como factor de regulación de su temperatura biosférica, poniendo en escena, comparada con la actividad natural bajo cuyo ritmo iniciara su carrera, el doble de actividad sismológica al final del siglo?

Si después de esta tabla alguno se pregunta aún qué relación tiene que ver la descongelación del Ártico con este aumento al doble de la vulcanología, y la descongelación del Artico con el Calentamiento del Globo, bueno, mejor que vaya a un psiquiatra a que le practiquen una "lobo".

El resumen final de toda esta serie de "relaciones CSXXI" conduce a la necesidad de detener la carrera atómica de las naciones que la están exigiendo, hablamos de Irán y Corea del Norte, y llevar ante Pakistán e Irán la Necesidad de alejar sus manos de la Caja Atómica de Pandora, de manera que o cesan todas sus pruebas nucleares o la Plenitud de las Naciones haga lo que tenga que hacer para hacer que así sea. Os dejo con la Tabla del Siglo XX y sacad por vosotros mismos las primeras consecuencias.

Pero no quería dejar pasar de largo la ocasión de importar aquí el mapa vulcanológico global y la posición del "ring of fire", no porque no lo conozcais, sino porque puede que algunos no lo conozcan y al oir hablar de él se quede en babia, y no es bueno que la inteligencia se quede a medias. Y también porque desde esta disposición se puede seguir, una vez conocida la linea termodinámica del cuerpo geofísico durante esta década, comprender de donde viene el calentamiento de la Ecosfera y en qué relación se halla la Litosfera con el Calentamiento Global de la Biosfera que estamos pasando.

Ahora, si relacionamos el calentamiento de este Anillo de fuego con la zona donde se está produciendo la intensificación del vulcanologismo no dependiente del ciclo solar la respuesta al por qué se está derritiendo el Artico ya la teneis dada. (En la Tabla de abajo he importado y enriquecido la línea anual durante esta primera década de siglo, traduciendo del Inglés los registros existentes). Así que una vez conocida la relación entre descongelación del Artico e intensificación de la vulcanología geofísica la respuesta al Origen del Calentamiento Global es tan evidente que sería por mi parte un desprecio hacia la inteligencia de quien lee estas cosas machacar su naturaleza. El punto en cuestión es el Origen de este Calentamiento intensificado no solar del Anillo de Fuego, que no se limita exclusivamente al hemisferio Norte, pero que se suele sacar como bandera ante la evidencia de su desarrollo.

Evidentemente el seguimiento de la Descongelación de los hemisferios polares -partiendo de esta fecha, principios del 0007- ha de ser un método de constatación de los hechos que se presentan en esta sección y emparentan la Carrera Atómica con el Calentamiento de la Geosfera.

 

 

1900
33
1911
38
1921
 41
1931
35
 1941
 30
1951
58
 1961
  52
1971
52
 1981
54
1991
 63
2001
61
1901
29
1912
37
 1922
 43
 1932
 41
 1942
 30
 1952
 56
1962
 51
 1972
 53
 1982
57
1992
 57
 2002
 64
1902
42
1913
35
 1923
 43
 1933
 49
 1943
 35
 1953
 58
 1963
 59
 1973
 66
 1983
54
1993
 60
 2003
 60
1903
37
1914
38
 1924
 44
 1934
 38
 1944
 40
 1954
 48
 1964
 54
 1974
 60
 1984
 58
1994
57
 2004
 67
1904
47
1915
34
 1925
 42
 1935
 42
1945
 36
 1955
 46
 1965
 53
 1975
 50
 1985
52
1995
 60
 2005
 68
1905
40
1916
26
 1926
 46
 1936
 38
 1946
 38
 1956
 50
 1966
 59
 1976
 55
 1986
 67
1996
58
2006
73
1906
44
1917
36
 1927
 44
 1937
 43
 1947
 42
 1957
 52
 1967
 60
 1977
 64
 1987
63
1997
 50
2007
70
1907
51
1918
30
 1928
 48
 1938
 50
 1948
 41
 1958
54  
 1968
 53
 1978
 54
 1988
 62
1998
54
2008
72
1908
36
1919
35
 1929
 51
 1939
 50
 1949
 47
 1959
 50
 1969
 52
 1979
 60
 1989
 54
1999
64
 
 
1909
42
1920
31
 1930
 37
 1940
 45
 1950
 48
 1960
 57
 1970
 54
 1980
 65
 1990
53
2000
 67
 
 
1910
42
 
 

 

Lista de los Volcanes Activos en la Actualidad (Siglo XXI- Década Primera)

 

 

 

 

 

Lista de las Pruebas atómicas controladas desde el 1945 al 1998

 

De la lectura de esta primera tabla la primera impresión es que la denuncia de haber sido entre 30.000 y 40.000 bombas atómicas tipo Hiroshima y Nagasaki las detonadas es una exageración del traductor. Pero... la lectura de la segunda tabla disuelve la sonrisa y aclara que el poderío por bomba atómica no es similar de una a otra sino que conforme pasaron las décadas el poder destructor de cada prueba se fue multiplicando, de aquí que la traducción de los megatones totales sea la ecuación desde la que resolver la igualdad.

Confío en el lector, sin embargo, para que lea con los ojos de la inteligencia las cifras que copio desde el Boletín del Científico Atómico, un Boletín oficial, que en cuanto Oficial, es decir financiado, editado y publicado por el consorcio científico-político-militar autor del intento de geocidio cuyos efectos ya han comenzado a dejarse notar, confío, insisto, en que el lector sea lo mínimamente juicioso requerible al caso a la hora de interpretar las cifras; nadie espere que las cifras reales sean las que se cuelgan en la Revista del Científico Atómico. Los verdaderos números están encerrados bajo el sello de Top Secret, y lo que a nosotros nos queda es deducir por los pelos de la pata que nos asoman bajo la puerta las dimensiones del monstruo.

De hecho, y si analizais los números a medida que pasais sobre ellos los ojos, ved cómo hundida la URSS de Stalin su sucesora, la Rusia del Zar-Putín de nuestros días, o bien deja de pasar datos a la Revista o bien una vez desgajadas las antiguas repúblicas del Imperio Comunista Soviético las pruebas sobre las Repúblicas Confederadas del actual Imperio Ruso dejan de contabilizarseles a Moscú, provocando de esta manera el agujero blanco que en las listas anuales del Boletín Oficial del Científico Atómico se perciben.

Otro de los puntos a tener en cuenta en relación a la deficiencia de esta Lista de Explosiones Nucleares Oficiales centra su punto de mira en las explosiones atómicas suboceánicas. El Boletín reduce el delito geocida a dos horizontes, tierra y aire, y aparta la vista del número de pruebas realizadas en el agua, de cuyo horizonte únicamente un verdadero idiota se atrevería a mirar para otra parte.

Tengamos en cuenta que el pescado y los derivados del mar forman parte principalísima de la cadena alimenticia humana. Descubrirle a los humanos que las aguas de las que se alimenta su estúpido estómago han sido envenenadas radiactivamente por un número equis de bombas atómicas, se comprenderá, no podría proceder. La crisis que un descubrimiento semejante abriría en la industria pesquera, sirviendo a la población mundial de las naciones ricas, que se alimentan de pescado de alta mar, bancos de pescados contaminados por la radiación atómica, algo así, se comprende crearía el pánico y el Boletín no se podía permitir, y como se ve no se lo permitieron, poner en número la cantidad de megatones liberados en los océanos.

Quiero decir, una Lista Oficial, hasta nueva orden, es siempre un criterio a la baja de un delito inmenso que sus autores reducen a pecadillo venial sin importancia a fin de que el tribunal de las naciones no se levante contra ellos y los acusen de delito contra la Humanidad. Ahora bien, si 40.000 son las bombas atómicas tipo Hiroshima y Nagasaki puestas sobre la mesa, y las por debajo sin número, ¿de qué tipo de delito se puede acusar a semejantes enemigos del pueblo de la Tierra?

Se entendería que un pueblo alienígena en plena invasión de nuestro mundo desplegara contra nuestro habitat global esa potencia atómica, buscando el envenenamiento de los elementos naturales -agua y aire- sin los cuales le es imposible a la raza humana subsistir. La supercuantificación cancerígena del aire, el envenenamiento radiactivo del agua y la esterilización del suelo mediante la desintegración de toda célula viva sería, sin ninguna duda, el ataque indirecto que cualquier raza alienígena habría de llevar a cabo contra un pueblo autóctono cuya eliminación se buscase a la hora de ocupar su mundo.

Lo que no cabe en la cabeza es que haya sido la propia raza indígena del planeta Tierra la que se ha dedicado a formalizar por cuenta propia dicho ataque contra le Biosfera... en nombre ... de la Ciencia y la Razón, de la Libertad del Mercado Libre y de la Igualdad en la Dictadura entre todos los trabajadores del mundo, bla bla bla.

La llamaban Guerra Fría.

Pero esto, lo increíble, que un mundo se porte respecto a sí mismo como una raza alienígena asesina, es lo que ha sucedido. La Lista de abajo da cuenta de la pata que asoma por debajo de la puerta; imaginarnos al monstruo que se movió al otro lado es cosa que se verá por los efectos que ese intento de geocidio han desencadenado en nuestro Planeta, y que llaman Cambio Climático Global. En las secciones de arriba toco este efecto desde distintos puntos.

Echémosle un ojo a la Lista de Explosiones Nucleares Controladas servida por el Boletín Oficial del Científico Atómico.

Año U.S.A U.S.S.R. U.K. Francia China Total
  A U A U A U A U A U  
1945 1
Trinity.  20-22 Kilotones                   
1
1946 2
 Able.23 Kts
2
   
Baker. 23 Kts
 
1947  
 
                 
1948 3
 
X-Ray.37 kts/Yoke.49 kt/Zebra. 18 kt            
3
1949     1               1
1950                      
1951 15 1 2
Georges-225kts
        18
1952 10
 
Ivy Mike.10 Megatones  
1           11
1953 11   5   2           18
1954 6   10               16
1955 17 1 6               24
1956 18   9   6           33
1957 27 5 16   7           55
1958 62 15 34   5           116
1959                      
1960             3       3
1961   10 58 1     1 1     71
1962 39 57 78 1   2   1     178
1963 4 43           3     50
1964   45   9   2   3 1   60
1965   38   14   1   4 1   58
1966   48   18     6 1 3   76
1967   42   17     3   2   64
1968   56   17     5   1   79
1969   46   19         1 1 67
1970   39   16     8   1   64
1971   24   23     5   1   53
1972   27   24     4   2   57
1973   24   17     6   1   48
1974   22   21   1 9   1   55*
1975   22   19       2   1 44
1976   20   21   1   5 3 1 51
1977   20   24       9 1   54
1978   19   31   2   11 2 1 66
1979   15   31   1   10 1   58
1980   14   24   3   12 1   54
1981   16   21   1   12     50
1982   18   19   1   10   1 49
1983   18   25   1   9   2 55
1984   18   27   2   8   2 57
1985   17   10   1   8     36
1986   14       1   8     23
1987   14   23   1   8   1 47
1988   15   16       8   1 40
1989   11   7   1   9     28
1990   8   1   1   6   2 18
1991   7       1   6     14
1992   6               2 8
1993                   1 1
1994                   2 2
1995               5   2 7
1996               1   2 3
1997                      
1998                     5
Total 215 815 219 496 21 24 50 160 23 22 2,051
A = atmosfericas  U = subterráneas *Incluye una prueba de la India in el 1974  *todas las pruebas subterráneas de los U.K. tuvieron lugar en los USA

Total de megatones liberados

  Atmosféricas Subterráneas Total
Estados Unidos 141.0 38.0 179.0
Union Soviética 247.0 38.0 285.o
Reino UNido 8.0 0.9 8.9
Francia 10.0 4.0 14.0
China 21.9 1.5 23.4
India - 0.014-.017 00.014-.017
Pakistán - 0.014-.017 00.014-.017
Total 427.9 82.428-.434 510.328-.334

Entre Septiembre del 1961 y Diciembre del 1962, fueron liberados 244 megatones. Esta suma representa el aquivalente a 16,250 bombas atómicas del tipo Hiroshima.-Nagasaki.

Esta otra dirección es más exhaustiva y aterrorizante. La clásica es la que habeis visto, y que, a pesar de su política de terror no pone los pelos de punta por dejarlo todo en meros datos generales. Si pasais y le echais un ojo a esta otra tabla os aseguro que no los pelos sino hasta la misma médula de los testículos se os va a quedar helada de miedo. Aqui va:

Base de datos de pruebas nucleares, en version abreviada

Antes de entrar quedaros con este punto, "en version abreviada o resumida" y preguntaros ¿qué es lo que ocultan?

si 244 megatones son igual a 16.250 bombas H

510 megatones serán igual a dos veces 16.250 ,

32.500

plussssssssssss

la diferencia entre los 488 y los 510 megatones,

plusssssssss

el número de megatones bajo la mesa

plussssssssss......chisssssssssss....

 

 

 

 

LISTA DE VOLCANES ACTIVOS DEL 2009

United States

 

Redoubt

Cleveland

Kilauea

Veniaminof

Kasatochi

St. Helens

Anatahan

Okmok

Pavlov

 

Russia

Koryaksky

Kliuchevskoi

Chikurachki

 

Karymsky

Shiveluch

Bezymianny

Sarychev Peak

Ebeko

Japan

Sakura-jima

Suwanose-jima

Kirishima

Asama

Kirishima

Asama

Indonesia

Karangetang [ApiSiau]

Krakatau

Soputan

Semeru

Dukono

Tara, Batu

Kelut

 

Paluweh

Erta Ale volcano (Ethiopia)

Ol Doinyo Lengai, Tanzania

Nyiragongo, DR Congo

Telica, Nicaragua

Reventador, Ecuador

Tungurahua (Ecuador)

Cerro Azul ( Islas Galápagos,Ecuador)

Guagua Pichincha (Ecuador : 4784 m)

Sangay

Fernandina (Ecuador Islas Galápagos)

Popocatépetl (Mexico)

Colima (Mexico)

Pacaya (Guatemala)

Fuego (Guatemala)

Santa María (Guatemala)

Arenal(Costa Rica)

Poás (Costa Rica)

Ubinas (Perú)

Calbuco ( Patagonia)

Llaima (Perú)

Etna (Italia)

Stromboli

Erebus (Antarctica)

 

Chile Chaitén Villarrica          
Tonga West Mata Tafu-Maka Hunga Tonga-Hunga Ha'apai Tofua
Papua New Guinea Rabaul Manam Bagana Garbuna Group Langila    
France Piton de la Fournaise        
United Kingdom Soufrière Hills          
Vanuatu Yasur Ambrym Gaua        
New Zealand Tongariro            
Australia Heard            
Antarctica Erebus            
fotos

8 January 2009 // 9 April 2009 //

11 May 2009 // 18 August 2009

Terremotos a la redondas durante el 009 (entre 100 y 200 temblores por mes)

Panoramio // otra de Panoramio // otra mas // no hay tres sin cuatro

mountains.ru // earth observatory //

National geographic

En 1994 comenzó la materia a subir de las profundidades, causando temblores, hasta que por fin en el 2009 se abre camino el gas

DEMPO. SUMATRA, INDONESIA: En 2006 (25 September) se hace la explosión freática, se sube la alerta, se baja, continúan los tembleques todo el tiempo, hasta que en el 2009 una nueva explosión freática se hace. Los expertos tendrían que saber si a una sucesión de erupciones freáticas le sigue o no una irremediable erupción de lava siguiendo la lección de la experiencia, el problema es ¿dónde está esa experiencia?
He aqui los Llanos de Pasumah, con Dempo al fondo (si pinchas en la foto la ves a 1024 x 677 en la página de su autor)
Si pinchas en los mapitas tienes una vista mas cercana de la cuestión.

Dempo es el volcán más alto al sur de Sumatra (3.173 ms). La cima de Dempo abre siete bocas, por la que habla tiene un lago de 400 metros de ancho. Los expertos dicen que el vulcanismo regional procede del empuje de la Placa indo-australiana a una velocidad de 70 mm por año, Y puede que hasta sea verdad.

 

Batu Tara- Lesser Sunda Islands, Indonesia.-Constante expulsión de gases en los últimos años, ¿preludio de la lava que viene? ¿relación alguna entre enrarecimiento de la atmósfera por acumulación masiva de gases hipolitosféricos y aumento de su densidad, y finalmente efecto de era glacial? Ya veremos ....

Fotos : Marzo 2007 // 25 August 2008 //

Las Islas Menores de Sunda es donde se encuentra Bali, por ejemplo. El Mar de Flores se encuentra encima, con la Isla de Komodo -derecha-, por ejemplo, y sus famosos dragones

 

 

Karangetang [Api Siau], Sangihe Islands, Indonesia

Su posicion en :Google volcano discovery Una vista
Altura: 1,784ms. Especie: Estratovolcán, con cinco bocas. Actualmente uno de los más activos de Indonesia, continuamente expulsando gases y de vez en cuando lava (hay que tener cuidado a la hora de buscar fotos porque anda por medio un troyano)
LOS VOLCANES MELLIZOS LEWOTOBI en la Isla de Flores, Indonesia (si no os molesta perder el tiempo en Wiki podeis ver algo de la Isla), es el clásico fenómeno de expulsión de gases enrarecidos que viene produciéndose desde la creación del mundo. Si el Manto no encontrara un Sistema de Flotación del Gas que se produce de la Combustión de la masa de la Litosfera Profunda la Tierra reventaría a la manera que una olla a presión sin espita y subiendo el calor. Lamentablemente no existen muchas fotos , la excepción es Palcal Blondé en la cima del volcán. La cuestión es por qué los geólogos no consideran que el volumen extraordinario de gases vulcanológicos que la Litosfera ha producido durante la Edad Atómica, RIP, y el aumento del Clima de la Ecosfera no tienen nada que ver. O estan ciegos, lo cual desde la CSXX es de cajón, o son esclavos del Poder y mantienen una olitica del miedo y del silencio digna de verdaderas bestios racionales