TEMAS DEL SIGLO XXI

cristoraul.org "El Vencedor Ediciones"

 

Lista de los Volcanes Activos en la Primera Década del Siglo XXI

 

La lectura de este registro, de todas formas, puede hacerse desde varias perspectivas. Pero en líneas generales la observación más general tiene en la bipolartidad de la fenomenología su punto más fuerte. Se observa que la concentración mayor de volcanes en activo se centra alrededor de los Polos Geográficos. Si se localiza en el mapa la ubicación de los volcanes de la lista se verá lo que digo. Del otro lado si se ponen las listas del 0008 y del 0o07 juntas se verá que la continuidad vulcanológica es una constante, y por lo tanto el número se ha deshinflado para no crear el pánico. Quiero decir, la Lista calcula simplemente las constantes externas pero no el estado de la elevación de la temperatura geofisica respecto al estado normal de un volcán en estado de reposo, que es donde mejor se puede entender cómo la elevacion térmica de la Litosfera ha experimentado en su totalidad un empuje tremendo desde el 1945, y es la causa de la carrera hacia no sabemos dónde emprendida a principios de este Siglo. Como no pretendo sustituir mi cerebro por el vuestro os dejo sacando conclusiones, y recordándoos que si esto pasa a ras de suelo, donde la actividad vulcanológica es inferior en mucho a la que tiene lugar bajo las aguas de los océanos, es bueno que empeceis a haceros a la idea de los cambios geográficos que se avecinan, no desde una Verdad Incómoda sino desde una Realidad Geofísica. Abajo unas cuantas fotos.

1900 33                        
2001
61
                           
2002
 64
                           
2003
 60
                           
2004
 67
    1945  36                    
2005
 68
                           
2006
73
                           
2007
70
                           
2008
72
                               
                        2000
 67
 2010  87
                               

 

72 fueron los volcanes a ras de suelo que este año (2008) se hicieron notar, de donde se ve que la progresión en ascendente continúa, con los 73 del 2006 marcando un paso hacia adelante de impredecibles consecuencias. La progresión vulcanológica durante esta primera década del siglo XXI ha seguido este ritmo:

Año 2001=61 volcanes en erupción:

año 2002=64;

año 2003=60;

año 2004=67;

año 2005=68;

año 2006=73;

año 2007=70,

y en el año 2008: 72 volcanes eruptaron, venían eruptando o entraron en activo.

Se ve que los años 2007 y 2006 guardan una relación dinámica semejante a la que mantuvieron los años 2002 y 2003, cuando pareció estabilizarse el aumento continuo de la temperatura de la Litosfera, respecto a cuya temperatura los volcanes son su termómetro, sin querer ofender a nadie al emplear la comparación del cuerpo geofísico con un organismo, pero si alguien encuentra un símil mejor que lo patente.

Sin embargo, el respiro entre los años 6 y 7 de la primera década del XXI es una pausa que augura la entrada en una recta final que ya, nos guste o no nos guste, en los tres primeros meses del 2008 está rompiendo records con cuarenta volcanes en activo.

La lectura de esta Tabla se entiende mejor si se tiene en mente la estructura del Anillo de Fuego, alrededor del cual, especialmente en el Polo Norte, se centra la actividad volcánica más alta, y de aquí la velocidad tremenda a la que se está despegando la Masa Polar Artica de la Plataforma continental que le sirve de base. Si recordamos que la propiedad adherente de un bloque de hielo a un sólido depende de la temperatura del cuerpo al que el hielo se adhiere, se entiende a las claras que el despegue masivo de grandes placas de hielo y el aumento del vulcanismo alrededor del Circulo Polar Artico: se hallan en relación causa-efecto, determinando este vulcanismo el aumento de temperatura de la base sobre la que se adhiere la Masa Polar Artica, que al calentarse la plancha hace que la Masa Polar pierda propiedades de Adherencia, y en consecuencia la Masa de Hielos se desgaje en grandes placas.

Es muy pronto para sacar consecuencias del ritmo que ha emprendido el 0009, algo que se verá cuando acabe este año. Lo que sí es cierto es que si en los 90 el ritmo se quedó entre los 60 y los 70 volcanes por año, la barrera se ha roto y observamos el incremento hacia la diferencia entre los 70 y los 80 volcanes por año, con lo que, si el 0009 sigue la marcha que lleva, el ritmo que la Edad Atómica le marcó al cuerpo geofísico nos llevará al final de la primera década del siglo XXI al otro lado de los 70 volcanes por año, número que es solo un parámetro de referencia, pero que, prediciendo de lo que se ve lo que está al otro lado, mejor ir haciendo las maletas, ir abandonando las costas, meterse tierra adentro en zonas geológicas inactivas, tierras altas de ser posible, y desde ahí enfrentarse a lo que venga desde una plataforma de seguridad consecuente.

ALGO DE MENTE

La Historia de la Tierra comienza con la fusión de su cuerpo geofísico externo. No hay otra forma de dar principio a un Planeta creado para dar Origen a uuna Rama del Árbol de la Vida. Una vez creado el Sistem Solar la elección de un Planeta concreto para ser el Origen de Vida Inteligente implicaba la Fusión de su Manto y de su Corteza. Esto lo sabía Dios, y ya hemos visto cómo se hizo. El hecho de mantener a la Tierra bajo una presión nebular constante tenía su causa en la formación de un cuerpo geofísico externo tal que una vez sometido a Fusión el desprendimiento de un volumen gaseoso específico sirviese de base con la que trabajar y conducir el proceso hacia la creación de la Biosfera tal cual la conocemos. La Fusión Global de la Corteza Primaria Terrestre es el Principio del Vulcanismo que, hasta el día de hoy, sigue vivo. Y cuando muera, digámoslo todo, morirá toda vida en la Tierra por Enfriamiento masivo del Manto Geológico bajo cuya envoltura desarrolla su actividad el Núcleo de nuestro Planeta. Desafortunadamente lo que estamos viviendo al Presente es el Recalentamiento del Manto, consecuencia de la hiperactividad del Nucleo en respuesta a la elevación de trasvase de energía del Sol a la Tierra que la Edad Atómica ha provocado. El Núcleo de la Tierra, al igual que el de todos los planetas y el de los demás cuerpos astrofísicos, es un Transformador de energía gravitatoria en fuerzas físicas computables. La mayor o menor actividad de todo Núcleo Astrofísico se corresponde a una variación de los parámetros de transformación. Un Núcleo encerrado bajo una pantalla de materia de alta densidad lo suficientemente potente para impedir su destrucción por el aumento del calor producto de la presión estelógica es la Fuente de las Novas y Supernovas en los Cielos. Este aumento de calor hasta el infinito acelera la velocidad de transformación, eleva las revoluciones por segundo astrofísico y acaba conduciendo al astro a su explosión. Evidentemente el caso del recalentamiento del Manto Geológico no se debe a causas tan potentes. Lo que nosotros debemos entender es cómo este Recalentamiento de la Corteza ha tenido lugar, por qué sigue activo y cómo podemos ralentizar sus efectos. Regresar al Equilibrio anterior a la Edad Atómica no entra en los cálculos. Pero sí entrar en un Nuevo Equilibrio del Hombre con la Tierra dentro de cuya Biosfera la vida continúe su ritmo.

La lista de arriba pone en evidencia en qué manera desde el mismo inicio de la Edad Atómica, en el 1945, la actividad del Hombre abrió una caja de pandora sobre cuyo contenido poco podía saberse. Se trataba de conocer mediante el argumento de la experimentación en vivo, y este "mediante" sin pararse en las consecuencias que se derivasen, y comenzaron a hacerse visibles en las siguientes décadas. Fue como si para aprender Anatomía a falta de cadáver se hiciera al hombre vivo objeto de diseccción. Los científicos y las superpotencias no tuvieron ningún reparo en transformar el cuerpo de la Tierra en objeto de su estudio, a sabiendas, cada década con más consciencia, que estaban destruyendo el equilibrio de la Biosfera, cuya Caída Final habría de conducir toda vida a su Extinción total.

Los Volcanes son a la Tierra lo que los Pulmones al hombre. Si la Tierra no liberase los gases producto de la combustión interna de su cuerpo, la Corteza saltaría por los aires cual lo haría una olla a presión que se mantuviese bajo fuego sin proceder a la liberación de los vapores internos. El Núcleo está transformando continuamente la Gravedad en calor. Este Calor mantiene caliente la Corteza y es a través del sistema litosférico de Respiración que las fuerzas geonucleares proceden a la estabilidad del Manto. El Equilibrio Geológico ha sido una constante desde los tiempos de la Creación de la Tierra. Independientemente de la potencia destructiva de la Edad Atómica la propia creación del árbol de la vida ha consumido las fuerzas de la Litosfera biosférica, como se ve en la constante desertización del planeta. Un sistema Biosférico no es creado para existir eternamente. El Tiempo marca los ritmos, las transformaciones, las evoluciones, los cambios necesarios para que la vida salte de una plataforma Ecosférica e Histórica a otra hasta alcanzar el estado final de Vida Inteligente a Imagen y Semejanza de su Creador.

Asi pues, si los Volcanes dejasen de existir: la Litosfera saltaría por los aires. Y al contrario, si los volcanes se mutiplicasen a velocidad descontrolada constante: toda vida se extinguiría por envenenamiento de la Biosfera.

Las preguntas para la comunidad científica mundial son obvias :

1.- ¿Desconocen acaso los científicos la relación de la actividad termonuclear militar con el aumento de la actividad vulcanológica global?

2.- ¿No conocen la relación del bombardeo nuclear contra la estratosfera con el agujero de la capa de ozono?

3.- ¿La liberación de los alrededor de entre 600 y 700 megatones lanzados contra la Biosfera no tiene ninguna relación con el aumento incontrolable del cáncer, la ceguera y la caída del sistema inmunológico humano por sobreexposición a la radiactividad procedente de ese ataque termonuclear masivo contra la Ecosfera?

Para la comunidad Politica Mundial los hechos son claros:

1.- Prohibición de todo despliegue de fuerzas estratégicas de destrucción atómica.

2.-Finalización de todos los Programas para la Creación de Armas Militares basadas en la energía atómica.

3.-Derrumbe de todo Gobierno y nación que no abandone inmediatamente su actividad atómica paramilitar.

4.- Abandono de todas las industrias de energía basadas en las ciencias atómicas.

5.- Desmantelamiento de todas las centrales nucleares y Potenciación sin límites de la Industria de energía solar y eólica.

El Registro de la acción-reacción entre la Edad Atómica y el aumento de la Temperatura de la Biosfera por Recalentamiento de la Litosfera no miente. Ahora bien, encadenados los Geólogos a un Modelo de Tierra con origen en una visión de la Cosmologia del Siglo XX sobre la Constitución NO-Astrofísica del Núcleo Geofísico de nuestro Planeta, no debemos esperar una respuesta de la comunidad ni científica ni política acorde a la Necesidad que la Vida sobre la Tierra tiene de ralentizar el ritmo de calentamiento de la Atmósfera que el ser humano ha provocado y sigue provocando. ¿Debemos ver en vivo y en directo saltar por los aires la Litosfera para ver la naturaleza astrofísica del Núcleo de la Tierra? ¿Quién sobreviviría para contarlo: Los Ciudadanos de la República del CERN.

C.R.Y.S

 

Para quienes no entiendan mucho, o entiendan nada o poco sobre de qué se habla cuando se habla del Anillo de Fuego (el famoso Pacific Ring of Fire) he aquí una imagen coloquial sobre su estructura geológica externa. En lo que concierne a la creación de este modelo de sistema de liberación del calor interno hay que abrir la Introducción a la Cosmología del Siglo XXI. Y pues que no es esta Sección lugar para abrir un debate sobre la formación de los continentes desde una perpectiva de Creación Teleológica, en una Sección futura le meteremos mano a este Tema del Desplazamiento de Masa hacia un Hemisferio durante el Proceso de Enfriamiento de Fusión de la Corteza Primaria.