web counter

cristoraul.org " El Vencedor Ediciones"

 

 

LA

CREACIÓN DEL UNIVERSO SEGÚN EL GÉNESIS

UNA INTRODUCCIÓN A LA COSMOLOGÍA DEL SIGLO XXI

Al Principio creó Dios los Cielos y la Tierra. La Tierra estaba confusa y vacía, y las Tinieblas cubrían el haz del Abismo. Pero el espíritu de Dios se cernía sobre la superficie de las aguas.

Dijo Dios: “Haya Luz”, y hubo Luz, y vio Dios ser buena la luz, y la separó de las Tinieblas;y a la Luz llamó día y a las Tinieblas noche, y hubo tarde y mañana, día primero.

Dijo luego Dios: “Haya Firmamento en medio de las aguas, que separe unas de otras”; y así fue. E hizo Dios el Firmamento, separando aguas de aguas, las aguas que estaban debajo del Firmamento de las que estaban sobre el firmamento. Y vio Dios ser bueno. Llamó Dios al Firmamento cielo, y hubo tarde y mañana, día segundo.

Dijo luego: “Júntense en un lugar las aguas de debajo de los cielos y aparezca lo seco.” Así se hizo, 10 y se juntaron las aguas de debajo de los cielos en sus lugares y apareció lo seco; y a lo seco llamó Dios tierra, y a la reunión de las aguas, mares. Y vio Dios ser bueno.

Dijo luego: “Haga brotar la tierra hierba verde, hierba con semilla y árboles frutales, cada uno con su fruto según su especie y con su simiente, sobre la tierra.” Y así fue. 12 Y produjo la tierra hierba verde, hierba con semilla, y árboles frutales, con su semilla cada uno. Vio Dios ser bueno; y hubo tarde y mañana, día tercero.

Dijo luego Dios: “Haya en el Firmamento de los cielos lumbreras para separar el día de la noche y servir de señales a estaciones, días y años; y luzcan en el Firmamento de los cielos, para alumbrar la Tierra.” Y así fue. Hizo Dios los dos grandes luminares, el mayor para presidir el día, y el menor para presidir la noche, y las estrellas; y los puso en el Firmamento de los cielos para alumbrar la Tierra, y presidir el día y la noche, y separar la Luz de las Tinieblas. Y vio Dios ser bueno, y hubo tarde y mañana, día cuarto.

Dijo luego Dios: “Hiervan de animales las aguas y vuelen sobre la tierra las aves bajo el Firmamento de los Cielos.” Y así fue. Y creó Dios los grandes monstruos del agua y todos los animales que bullen en ella, según su especie, y todas las aves aladas, según su especie. Y vio Dios ser bueno, y los bendijo diciendo: “Procread y multiplicaos, y henchid las aguas del mar, y multiplíquense sobre la tierra las aves.” Y hubo tarde y mañana, día quinto.

Dijo luego Dios: “Brote la tierra seres animados según su especie, ganados, reptiles, bestias de la tierra según su especie.” Y así fue. Hizo Dios todas las bestias de la tierra según su especie, los ganados según su especie y todos los reptiles de la tierra según su especie. Y vio Dios ser bueno. Díjose entonces Dios: “Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza, para que domine sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo, sobre los ganados y sobre las bestias de la tierra, y sobre cuantos animales se mueven sobre ella.” Y creó Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios le creó, y los creó macho y hembra; y los bendijo Dios, diciéndoles: “Procread y multiplicaos, y henchid la tierra; sometedla y dominad sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo y sobre los ganados, y sobre todo cuanto vive y se mueve sobre la tierra.” Dijo también Dios: “Ahí os doy cuantas hierbas de semilla hay sobre la haz de la tierra, y cuantos árboles producen fruto de simiente, para que todos os sirvan de alimento. También a todos los animales de la tierra, y a todas las aves del cielo, y a todos los vivientes que sobre la tierra están y se mueven, les doy por comida cuanto de verde hierba la tierra produce.” Y así fue. Y vio Dios ser muy bueno cuanto había hecho, y hubo tarde y mañana, día sexto.

Así fueron acabados los Cielos, y la Tierra, y todo su cortejo. Y, rematada en el día sexto toda la obra que había hecho, descansó Dios el día séptimo de cuanto hiciera; y bendijo el día séptimo y lo santificó, porque en él descansó Dios de cuanto había creado y hecho. Este es el origen de los Cielos y la Tierra cuando fueron creados. .

 

PRIMERA PARTE

 
 

CREACION DE LA LUZ DEL GÉNESIS

   

CREACIÓN DE LA TIERRA.-CREACIÓN DE LA BIOSFERA .-FUSIÓN DE LA CORTEZA .-CREACIÓN DE LA ATMÓSFERA PRIMIGENIA.-CREACIÓN DE LA LUZ

SEGUNDA PARTE

 
 

CREACIÓN DEL FIRMAMENTO DE LOS CIELOS

   

RECAPITULACIÓN GEOHISTÓRICA .-PRIMERA LEY DEL COMPORTAMIENTO DEL UNIVERSO .-CREACIÓN DEL FIRMAMENTO

TERCERA PARTE

 

 

CREACION DE LA ESCALERA DE LOS ELEMENTOS NATURALES

   

SOBRE LAS TINIEBLAS .-CREACIÓN DE LA ESCALERA DE LOS ELEMENTOS NATURALES .-SEGUNDA LEY DEL COMPORTAMIENTO DEL UNIVERSO

CUARTA PARTE

 

 

CREACIÓN DE LA BIOSFERA

   

CREACIÓN DE LOS CONTINENTES Y OCÉANOS

QUINTA PARTE

 

 

CREACIÓN DE LA ECOSFERA

   

SUBLIMACIÓN DEL MANTO DE HIELO.-CREACIÓN DEL PLANO DE INTERRELACIÓN BIOSFÉRICO.-EL SUSTRATO ECOSFERICO AUTÓNOMO .-TEORÍA DE LOS ANILLOS GEOFÍSICOS .-TEORÍA DEL SISTEMA SISMOLÓGICO DE FLOTACIÓN

SEXTA PARTE

 

 

CREACIÓN DEL SISTEMA SOLAR

   

SISTEMOLOGÍA FINÍSTICA APLICADA (ESTRUCTURA DINÁMICA DEL SISTEMA SOLAR

SÉPTIMA PARTE

 

 

CREACIÓN DE LOS CIELOS

   

PRINCIPIO COSMOLÓGICO GENERAL .-ESPACIO COSMOLÓGICO GENERAL.-INGENIERÍA ASTROFÍSICA DE CREACIÓN

OCTAVA PARTE

 
 

EL ÁRBOL DE LA VIDA

   

DÍA CUARTO : EL ARBOL DE LAS ESPECIES

   

DÍA QUINTO: PRINCIPIO DE UNA NUEVA ERA

   

DÍA SEXTO: EL ENIGMA DEL PRIMER HOMBRE

   

DÍA SÉPTIMOEL DESCANSO DE DIOS CREADOR DEL UNIVERSO

NOVENA PARTE

 
 

LOS NUEVOS CIELOS Y LA NUEVA TIERRA.

   

DISTRIBUCIÓN DE MATERIA ASTROFÍSICA EN LA VÍA LÁCTEA (STARWEB)

   

EL MUNDO DE LAS NEBULOSAS (NEBULAWEB)

   

LOS CIELOS DE LOS CIELOS . (ANDRÓMEDA UNIVERSUM)

 

 

ASTRONOMIA"DE YAVE" / ASTRONOMIA GENERAL DE LA CREACION

Bienvenidos a las Puertas del Universo//Welcome to the Doors of the Universe

UNIVERSUM

NEBULAWEB

STARWEB

LISTA DE CÚMULOS GLOBULARES
LISTA DE CÚMULOS ESTELARES ABIERTOS
 

 

 

PRÓLOGO A LA INTRODUCCIÓN DE LA CREACIÓN DEL UNIVERSO SEGÚN EL GÉNESIS

 

He aquí el secreto mejor guardado del mundo. Durante los 3.500 años que han pasado desde Moisés a Cristo Raúl a ningún ser humano se le permitió abrir el Sello con el que YAVÉ DIOS dispuso que la Historia de la Creación de los Cielos y de la Tierra permaneciese fuera del alcance de la inteligencia de los milenios; hasta el Día en su Presciencia fijado, se entiende

Abierto este Sello, expuesto el Jeroglífico escrito por Moisés a la lectura delante de todas las naciones, la Inteligencia de YAVÉ DIOS CREADOR, queda magnificada hasta el infinito, tanto más cuanto que los sabios y genios de todos los siglos intentaron abrir este Sello, leer su Contenido, y no pudieron. La Inteligencia de YAVÉ DIOS CREADOR queda tanto más alta e inaccesible cuando se ve que el hombre a quien se le ha dado la gloria de abrir este Sello y leer su Contenido a todas las naciones no es sino un varón sin más estudios que los elementales naturales a su época y pueblo.

Obviamente la fuerza a vencer por esta Introducción se multiplica por ese número de hombres que, frustrados por su incapacidad para abrir el Sello del Génesis, convinieron consigo mismos en proceder dicha imposibilidad del hecho de no ser otra cosa el Relato bíblico del Génesis más que “una metáfora sin ningún contenido científico”.

Creada la inteligencia humana para elevarse a la imagen de la inteligencia divina, según se lee, “hagamos al hombre a nuestra imagen y a nuestra semejanza”, esa frustración no podía sino traer a luz una visión sobre el origen del Universo nacida para ahogar la ignorancia humana y mantener a flote “el todopoder de la Razón científica”. El fruto de esta dualidad emocional trajo al mundo una cosmología sin Dios, defensiva en primera instancia, y ofensiva, es decir, anti-creacionista, más tarde, con el objeto de salvar la grandeza humana sobre “la muerte de Dios”.

Ahora bien, Dios no miente; no en vano dijo de Sí mismo: “Yo soy la Verdad”. Así que habiendo Él escrito en forma de Jeroglífico la Memoria de la Creación de nuestro Universo, en la misma razón de Imposibilidad de penetrar en su Texto, sin contar con la Mano de su Autor, y porque la Imposibilidad se manifiesta en la Caída de la Ciencia del Siglo XX en los abismos del Nazismo y del Estalinismo, esta Imposibilidad vino a convertirse en Promesa de Apertura, a cumplirse, gracias a Cristo, en fecha conocida exclusivamente por Él.

En suma, que el Sello había de abrirse y el Misterio de su Contenido venir a luz.

 

 

C.R.Y.S. (RPI . Z-229-20 )

 

 

AMAZON