cristoraul.org

 

LA ESTRELLA DE LA MAÑANA

 

 

Cristo Raul.2021.FE DE VIDA;TESTIMONIO DE FE

EL

DIARIO DE LA MOREA

 

7/10

Paso noches y días en la Morea, antiguo nombre del Peloponeso, aquí donde la guerra encontró a Tucídides, de la escuela de Herodoto, el primer historiador de un conflicto en vivo, con la diferencia entre maestro y discípulo que Tucídides no tuvo que acudir a fuentes de tercera mano para componer su Guerra del Peloponeso. Herodoto, el padre de la Ciencia Histórica, tuvo el hombre que recurrir a mitos, leyendas, tradiciones, montajes de los actores para ocultar o ensalzar sus crímenes y gestas. Tucídides vivió en vivo la guerra del Peloponeso, que, como la otra de los 30 Años, se tiró treinta años y pico segando vidas, no de los extranjeros sino de los propios hermanos. La Historia de aquella guerra fratricida está escrita, no voy a contarla; sabemos positivamente que la Guerra del Peloponeso marcó el principio del fin de aquella Grecia. Requiem in pacis.

En ninguna otra tierra como en Grecia se vive el recuerdo del Pasado de Europa y su influencia en el mundo del futuro, salvando siempre la tierra de Israel, la patria de Jesucristo. La Morea, por ejemplo, es un nombre que siempre me chocó; los Platones y los Aristóteles no tuvieron en sus labios jamás este nombre; el Peloponeso era el Peloponeso. Idem de Creta; Creta era Creta y no Candía. Estos nombres nuevos nacieron con las Cruzadas. Yo solía leer estos nombres en los libros dedicados a cuando los Francos y los Españoles liberaron Grecia de aquel condenado imperio romano oriental, que, como todos sabemos, no tardó en caer.

Bizancio, y con su imperio la iglesia ortodoxa romana, prefirieron vivir bajo el yugo del Islam, ser esclavos del profeta, a ser hombres libres en el seno de la Comunidad Católica Medieval Europea.

Sin venir a cuento y nadie sabe cómo y por qué los romanos del imperio oriental se entregaron a un desprecio invencible hacia los nuevos reinos surgidos de la ruina del imperio romano occidental. La destrucción de Roma y su Imperio Latino por los Bárbaros convencieron a Constantinopla de que Europa no volvería a resurgir de sus cenizas, ¡tan descomunal y terrorífica fue la destrucción experimentada por Italia, Hispania y las Galias! Si alguien le hubiera dicho a Bizancio que aquella Hispania hundida bajo los cascos de los caballos de los Bárbaros estaba predestinada a ser la cabeza del mayor imperio jamás creado por Dios en la Tierra, el Patriarca Ortodoxo y el Emperador Bizantino se hubiesen muerto de risa, ¿¡a los Bárbaros podría sobrevivir la Iglesia Católica Romana!?, ¿¡de las cenizas de Roma podría surgir el Imperio Español!?

Aquel desprecio hacia el mundo latino nacido de la destrucción de Roma Imperial permaneció vivo en Bizancio hasta el último día de su destrucción.

Así era el mundo nacido de la carne del pecado de Adán. No menos se hubieran burlado el Emperador de Bizancio y el Patriarca Ortodoxo de quien le hubiera anunciado la destrucción de Bizancio. ¡Cosas de los hijos carnales de Adán!, se rieron de Dios en sus barbas. Y claro, así les fue. Vinieron los Turcos Otomanos y se acabó la fiesta.

Lo quisieron, y eso tuvieron. Pidieron ayuda a los Latinos, pero el desprecio hacia el catolicismo latino se había instalado tan profundamente en el subconsciente Bizantino que bombardeó cualquier colaboración fraternal. Bizancio quería utilizar a los Latinos como escudo de guerra, sacrificarlos a su supervivencia. Los Latinos, que se encontraron entre dos fuegos, por la espalda los Bizantinos y por delante los musulmanes, tomó la única decisión posible, apoderarse del trono bizantino y organizar la guerra contra el Islam.  En fin, esto es Historia, basta abrir los libros dedicados a las Cruzadas para recrear aquella conquista, la creación de distintos reinados y la posterior caída de las dinastías latinas.

La cosa es que cuando los Latinos, Católicos Romanos, llegaron al Peloponeso se encontraron con un árbol especial, la Morera. La Morera es el árbol de cuyas hojas los gusanos de seda se alimentan, sus hojas son una delicia para los fabricantes de la seda, y del que se obtiene un fruto, unas veces blanco otras morado tirando a negro, fruto comestible, del que personalmente en mis vagabundeos por Europa he tenido la ocasión de alimentarme, pues este árbol, la Morera, llenaba la Península del Peloponeso desde Corinto a Esparta, desde Argos a Patras. Aquellos bosques de árboles de entre 10 y 20 metros de altura alimentaron con sus moras y la infusión medicinal que se obtiene de sus hojas a los nuevos conquistadores de Grecia.

Es la historia que me cuenta Fortis, hablando del origen de la denominación medieval para su tierra. Me parece natural. Fortis es de fiar. Tiene dos Moreras en su propiedad sobre una de las colinas de Skinos. Algún que otro Morero se ve por aquí y por allá; no muchos de todos modos, el olivo y los cítricos le han ganado el pulso.

La Morea comienza en Corinto, la puerta del Peloponeso. En medio del fuego cruzado entre Esparta y Atenas la arqueología de Corinto no se detecta en la ciudad actual. Se ha convertido en una ciudad como otra cualquiera; pero el tiempo es perfecto a estas alturas de fines de verano y principios del otoño. Kalamia Beach está a dos pasos del Centro Urbano; suelo pasar el día tocándome el ombligo, una forma como otra cualquiera de ser feliz.

Ser feliz. Me olvidé de ser feliz. Todos mis seres amados son felices, con sus más y sus menos, sus enfermedades y sus problemas económicos, ¿y qué hay de mí? Me olvidé de ser feliz. Mi único pecado fue darlo todo por amor. Ya está bien.

La felicidad comienza en la paz con uno mismo. Estoy en paz con el mundo. A nadie le debo nada. Puedo mirar atrás y no tener nada por lo que esconder el rostro. Una memoria en paz con el presente es el principio de la felicidad.

Con Dios igualmente. Si pequé contra Él, ya tuve mi castigo. He sido Fiel a su Espíritu. Lo que me dio a conocer lo he dado a conocer libremente: mantengo la puerta abierta. Le pedí y me dio. De nada debo arrepentirme. Ahora debo pensar en mi futuro.

No es moco de pavo.  Decir que la Tierra es mi casa es decir que estoy solo en el mundo, lo que es igual a confesar que de nadie dependo y nadie depende de mí. Soy libre para vivir y morirme donde me dé la gana. Vivo con una renta de unos 450 euros. No da para mucho. Pero si eres yo, da para vivir el día a día.

El sol brilla, las estrellas salen todas las noches. Aquí en Corinto la Osa Mayor da paso enseguida a Tauro. Veo las Pléyades con los ojos de mi cara; es un pedacito de cielo iluminado por una luz borrosa situada a unos 450 años luz. Parece moco de pavo, pero al nivel de nuestra tecno es una distancia infinita. Veamos:

300.000 kms/s x 60 = 21,600,000 kms

21,600,000 x 60 = 1,296,000,000 kms

1,296,000,000 x 24 = 31,104,000,000 kms

31,104,000,000 x 365 = 11,352,960,000,000 kms

11,352,960,000,000 x 450 = 5,108,832,000,000,000 kms

Yo no sé cómo leer esta cantidad; es un número infinito. Los números infinitos tienen la propiedad de ser matematizados con símbolos para hacer comprensible lo incomprensible, pero a la hora de la realidad lo incomprensible vuelve y se regresa al infinito. En la ciencia ficción 450 años luz son nada, una aproximación entre dos hojas; en el universo real y al nivel de nuestra tecnología de movimiento en el espacio 5,108,832,000,000,000 kilómetros es una medida del infinito, cuando el infinito es todo aquello que jamás vas a alcanzar.

En definitiva, es otro cielo distinto al que se ve desde España. Esta es la magia de los Cielos, abrirse al infinito desde distintas ventanas locales. Desde el Sur de la América Latina se ven las Hermanas Magallanes y la propia Galaxia Andrómeda con los ojos de la cara. Andrómeda está a dos millones y medio de años luz. La multiplicación es divina. En el Infinito existe Vida.

Desde el Infinito Dios nos contempla.

Aquí abajo el mar está templado, las olas corintias descansan sin murmurar demasiado, hay poca gente, muchas mujeres, vienen a cuchichear en el agua, se tiran blabblabeando horas, es un misterio lo que se cuentan, la mayoría son abuelas, así que ¡de qué otra cosa se va a hablar!, los hijos, los nietos. Son bellas, la figura típica es la de “las tres gracias” de nuestros pintores, rellenitas, pero majas.

Kalamia Beach es toda mía. Desde mi playa se ve el Golfo de Corinto en su plena extensión geográfica. El Istmo a la derecha, la costa de Grecia continental al frente, la costa del Peloponeso a la izquierda. En el seno de este cuadro duermo, me ducho, como, nado, me tuesto, me olvido de mis alas rotas, contemplo la puesta del sol, pienso. Donde iré después, Dios dirá.

¡Qué se le va a hacer si el mundo es un mal lugar para los hijos de la Tierra! ¿Hay lugar en el Universo para un mundo que trata a sus hijos como si fuesen perros, ganado, bestias para el sacrificio? Los hombres no se piensan a sí mismos, dejan que otros invadan sus cerebros y les dicten sus pensamientos, lo que deben sentir, lo que deben creer, qué es el odio, el amor, el delito, lo bueno y lo malo. Kalamia Beach es mía, pero el mundo no lo he hecho yo. Lo siguiente sí que lo digo yo.

Con un café apenas el firmamento se viste de azul se piensa mejor, se siente más el pulso de la vida que recorre cuerpo y alma, uno se rehace del pasado con más fuerza y se despierta con más alegría. El café es más caro que en España, Francia o Italia. Algunos hasta te cobran hasta tres euros y medio por una cosa blanca que llaman capuchino y es un café de puchero, ni americano siquiera, hay que tener paciencia para no arrojarle ese potingue a la cara a la camarera.  Yo lo flipo. Quieren salir de la miseria socialista subiendo los precios, o sea, hundiendo al pueblo… pero en fin, no quiero hablar de política.

Son las nueve de la mañana, hora de meterse en la Biblioteca Municipal. Mi urgencia diaria es recarga el móvil y el labtop. Por aquí también la luz ha subido y los puntos de enganche en los bares se ha restringido, o te cobran dos euros por el enganche. No es mucho, pero toca los cojones.

Mi pelo es blanco como platanieve y las arrugas del rostro me recuerdan que ser feliz es alejarse de la critica política; la misión del político es tratar al pueblo como a los perillos a los que se les contentan con las migajas que se les caen a sus amos de la mesa del perpetuo banquete. Vade retro. Noli me tangere.

 

VISTAS DE CORINTO

Aquí Diógenes recibe a Alejandro Magno, y es cuando le dice Diógenes: "Apártate, jovencito, que me quitas el sol".

KALAMIA BEACH

 

CASA TIPO BIZANTINO-VENECIANO EN RUINAS

 

IGESIA CATEDRAL DE SAN PABLO

 

 

8/10

Corinto se viste de nubes. Está alegre. Se espera una gran cosecha de lluvias. Eso dicen. Las Islas Canarias gozan del fuego del centro de la Tierra; Grecia se apresta a bailar la danza de la lluvia. Entre los ejércitos del cielo una voz se oye: ¡Qué bella es tu Creación, Dios y Rey Jesucristo!, ¡cómo no querer la vida eterna!; océanos y montañas, mares y ríos, aves, peces y animales, los bosques y valles que llenan la Tierra se unen al coro de las estrellas, Sol y Luna, ¡para gozar en el alma del Hombre su existencia!

Sí, Hombre, tú eres el templo donde vivirán para siempre los Cielos y la Tierra. Mientras tú vivas, ellos no morirán. Danos más, queremos más. Cómo no acudir a la cita de la Eternidad.

Las palabras son tsunamis en mi lengua, arrasan toda incredulidad, devastan toda indiferencia, sacuden de mi espíritu toda tristeza. Tu Sabiduría, Dios y Rey mío, es como madre que consuela a su chiquillo con besos de su corazón infinito: Ha creado Dios un Paraíso que vivirá para siempre, quien en él se mueve vive la Indestructibilidad de su Creador; no te apesadumbres, hijo mío, levanta los ojos, ponte de pie, alza la cabeza a tu Dios y Rey, no le des oídos a los gritos en las tinieblas. Los hombres han sucumbido al canto de la sirena de la Serpiente Antigua. VADE RETRO es tu escudo, tu espada, tu lanza, tu armadura, tu grito de guerra.

Dimosias Bibliothíki, es la palabra, Biblioteca Municipal. Abren de las 9 a las 1. Si el trabajo es salud, ¿por qué Dios maldijo al Hombre a trabajar? Qué locura, trabajar como los esclavos al sonido del látigo. Europa tiene mucho que aprender de Grecia. Sigar sigar, tranquilo chaval que no por correr más va a amanecer antes, lo que tengas que a hacer lo harás lo mismo a las 10 que a las 3, ¿o no? Cada cual tiene su forma de ver la vida. De todas formas, Grecia se ha puesto las pilas. Aquella Grecia socialista en la que valía todo y no se pagaba nada, ya no existe. La propia Atenas crece como una manta eléctrica de los mares expandiendo sus bordes hasta los confines de las costas que la rodean. Su corazón permanece, pero los atenienses que crecieron en ella durante la edad de oro de los ochenta ya no quieren verla ni en pintura; a Fortis tener que regresar a la ciudad de su infancia le pone los pelos de punta. ¡Quién es plenamente feliz en este mundo!

Yo recuerdo lo que no quiero recordar, mi memoria se abstiene de pegar en la puerta de mi consciencia, pero hay recuerdos que no mueren jamás, rostros que han clavado sus anclas en lo más profundo del ser, nombres que viven en uno aun cuando su morada esté en el cementerio, y seres que te llaman desde las distancias aun cuando sus voces mueran en la mar. La vida es una maravilla asediada por un mundo sin piedad, parásito pegado a tu cuello, chupando tu sangre hasta que tu cuerpo desfallece y no puede más. Entre coches y máquinas una voz clama en la playa: Hasta cuándo, Dios y Rey mío Jesucristo tu Padre, YAVÉ DIOS, ¿mantendrá su Maldición contra la Tierra y sus hijos?

MI ser vive entre el Cielo y la Tierra, la cabeza en las nubes, los pies en la arena, contemplando el Futuro bailando sobre las olas de la playa. ¿Habrá futuro para la Humanidad? ¿Está condenada la Humanidad a bajar al polvo cósmico del que fue tomada? ¿Cuántas guerras más, cuántas pandemias más serán necesarias para reducir el número de las cabezas del ganado humano mundial a cero? ¿Sobrevivirán ellos? NO, pero morirán bailando sobre la tumba de los demás.

Yo le he dicho a mi Dios: Dame una señal.

Y bajo un cielo nuboso camino tranquilo.

 

 

 

 

 

9/10

De pronto el silencio. Las olas se callaron, los pájaros avanzan desde el oeste, calma absoluta. Como si el miedo abriese sus brazos todo el mundo se ha escondido entre paredes. Gris espeso, opaco, del cielo se desgajan lágrimas pidiendo perdón. Algunas sombrillas hacen sus diez mil pasos, pisando agua por defecto, rompiendo la brisa a trote de teléfono.

El futuro parece haberse echado el velo al rostro, sobre sus labios diez mil palabras vagan solitarias en busca de la mano que les dé forma, el que sea, el vacío entre las sílabas es tormento de nubes que se acercan y nunca se encuentran, cielo cerrado a la caza de la tormenta. 

La soledad me agobia. Mi vieja enemiga, siempre esperando su momento, entre dos mundos, preso de decisiones que son como el viento, lo que hoy es bueno mañana es un desastre. Me hago a la idea, la idea se escurre cuando el tiempo llega. Este es mi mundo, fabricado con ladrillos de estrellas a la luz de la Luna, disparando balas de locura desde todos los frentes.

Miro hacia Arriba, también el Universo guarda silencio. ¿Será que Dios tiene el corazón en un puño? Su paciencia me alucina, no la entiendo, cuando ya creí conocer todas las cosas le miro a los ojos y de pronto no sé nada. ¿A qué espera?

Desde las fronteras se oyen ecos de palabras con el sonido de tambores de guerra. Bruselas quiere anular la independencia y soberanía de todas las naciones de la Comunidad Europea. Polonia y Hungría se rebelan, después del Brexit la puerta al Cuarto Reich está abierta. El pueblo de Juan Pablo II tiene el corazón de un león, ruge por ley, es su derecho. Bruselas quiere a toda Europa de rodillas delante de Berlín. Hungría no renuncia a su soberanía, es su herencia existencial, si Bruselas quiere nuevos Exits que siga por ese camino, la Unión Europea perecerá.

El cielo ha dejado de llorar, el sonido del silencio regresa a la tierra. El futuro no parece leche y miel sino sangre y veneno. Y Dios se mantiene sentado en su Trono de Creador, ¿no es el derecho del creador destruir su obra si no la ve buena? ¿Qué le dirá la roca desechada al escultor?, ¿por qué me elegiste, me sacaste de mi montaña?, ¿me inspiraste forma y ahora me arrojas al polvo?

La playa está dormida. La temporada de las risas, canciones de discotecas, charlas sin fin con el agua hasta el cuello, se acabó. Me he quedado solo, contando los huecos por los que la luz del sol se atreve a espiar estas letras. Nací para ser abatido por la sorpresa.

Ange ha sacado su Jeep del médico y pasea su caballo de hierro por la montaña rusa de la región corintia, nueve meses pariendo la bestia, come gasofa cual Polifemo carne de los hombres de Ulises, pero ¿y la libertad? Hoy Megara, mañana Atenas, ¿para qué se quiere el dinero sino para comprarse un trocito de libertad? Al Banco le encanta robártelo, multiplicar tu dinero sin darte a cambio ni un céntimo, es su negocio, no darte nada a cambio de todo lo que tienes. Mientras más les das más poderosos se convierten, compran gobiernos, quitan y ponen regímenes, son la vara de hierro de Satanás, los políticos doblan sus rodillas ante sus majestades los banqueros, y siempre quieren más. Cuando ellos lo tengan todo y nosotros tengamos nada habremos alcanzado la felicidad; si no tenemos nada ¿de qué tendremos que preocuparnos? Ellos se preocuparán de nosotros, de nuestro Mundo Feliz. “El que tiene algo tiene problemas; sólo el que lo tiene todo y el que no tiene nada no tienen problemas”, es el Nuevo Ideogelio de la Izquierda Global con sede en la ONU. ¡¡Nuestra Felicidad en las manos del Diablo!! “Aunque mi Jeep devore un barril de sangre del suelo, le meto gasofa hasta ahogarlo y no dejo en el Banco ni un centavo”. Es la filosofía de Ange. Otros no necesitamos filosofía, un plato al día, una playa para pasar la noche, ¿qué más? Lo que no se tiene, se sueña; un hombre nuevo al amanecer. Y baste a cada día su afán.

Comienzan a salir las estrellas.

VISTA DE CORINTO DESDE EL PUERTO

 

KALAMIA BEACH

 

 

13/10

Llegó, vino y se quedó. El show es magnífico, pero no cuando lo que voy buscando es el sol. Gajes del oficio. La paciencia se sirve en botellones, hasta que no te emborrachas tienes toda la noche. La buena noticia es que me estoy quedando sin dinero, lo justito para pagarme la última botella, y si me caigo al suelo... Ya se verá. Tengo la Biblioteca. Son muy simpáticas ellas, ¿de dónde eres? ¿te gusta Grecia? ¡Qué le vas a decir, estoy enamorado de Grecia! Y como es verdad hasta se lo creen.

El cielo no me da cuartel, pospongo el viaje a Esparta y Kalamata para el dia siguiente y amanece de todos colores menos azul. La nube se ha instalado a mi alrededor. Soy su prisionero. Decirle que se aparten y se vayan a Italia no merece la pena, ya están en Bari y Brindisi, por si se me ocurre despistarla. El caso es que el Lorenzo pega de escándalo las pocas horas que sale al medio día; cuerpo en pelotas y al agua, está fría, una delicia, como los caracoles algunas locas salen a poner sus cuerpos al sol. Son valientes ellas; ellos se abstienen, sacan a los perritos, a recoger las cacas. ¡Qué lejos aquéllos dias cuando desearte una vida de perro era peor que una maldición. ¡Cuántos homeless quisieran tener la vida de los perros de ahora! Aquí los canes disfrutan de un plus, se pasean sin correa, se echan in kiki en plena calle, nadie les pega una patada, se me sientan a mi lado como si estuviesen buscando un nuevo amo. Lo más cachondo es que son de raza, grandes, listos, te ponen los ojillos de ¡qué pasa tronco! ¿me llevas de paseo a tu país? Les cuento lo que en mi país hacen con los perros y se me quedan tontos de susto; en mi pais los perritos no pueden pasear sin correa, no les pueden echar un kiki a la parienta de la esquina, comen pienso de carne muerta reciclada, ¡el infierno! Mejor te quedas en Corinto viviendo tu vida de perro de lux, kiki a la primera que se presente, paseito por la playa, mear en la acera, cagar donde te salga, ¿para qué quieres cambiar este paraíso perruno por aquel infierno canino? No necesito repetirlo dos veces, agachan las orejas, ponen ojos de melodrama y se sientan al lado de una tia buena diez metros más allá, me miran, lo leo en sus cara, ¡que te jodan colega!, y huyen de mí como de la peste, ¡ni te me acerques tronco, no eres un humano, eres un monstruo!

La noche cae una hora antes en Grecia. Me ha costado sincronizar mi reloj biològico. El reloj del portátil lleva la de España, el móvil lleva la local. Asi sé cuándo debo mirar el sorteo de los euromillones.

El amanecer y el atardecer en esta región es bastante soso; no esgrimen esos naranjas rojizos de la otra parte del Mediterráneo Occidental. Así que me centro en retomar mi Web, medito sobre una montaña de sabiduría, y me duermo viendo los rostros de mi Victoria y mi Celia.

Por el lado del espìritu, Eel camino al Concilio Universal de Adoración del Hijo de Dios ha abierto la marcha. El Sínodo intercontinental da sus primeros pasos. Dios está en acción, ¿y quién podrá detener su Obra?

Los poderosos según las leyes de la cienca del bien y del malse dan las manos los unos a los otros, creen que el futuro del género humano está en sus manosa sus pie, como si el Creador de los Cielos y de la Tierra le hubiese dado la espalda a su Creación. Se felicitan, tienen el control, las naciones como ganados bailan al son que les dictan, se gobierna por decreto, ¡la democracia ha muerto! Eso creen, eso piensan. La maldad tiene esta propiedad absurda, obsoleta, querer reescribir el Pasado de la Vida en la Tierra a fin de ordenar un nuevo futuro, el que han convenido que sea, pues quien escribe el Pasado le da una dirección al Futuro. Desde Rusia a España estan reescribiendo la Historia de las naciones.

Veo lo que hacen; Dios es mi confidente; lo que hacen y planean detrás de los muros del Poder mi Dios me lo muestra; Él me ha forjado en los fuegos de sus ojos, he visto las matanzas de los que quieren vivir como los dioses, ser como los dioses, vivir mas allá de las leyes, hacer de los Gobiernos las casillas de policías donde los ladrones se salvan de la justicia, convertir las democracias en dictaduras a golpe de decretos, levantar tormentas en el desierto, y en los valles, y en las montañas, planear masacres en bien de las coronas, dibujar asesinatos en aras de la seguridad de los dictadores, consumar genocidios delante de los ojos de las naciones, cerrar los oídos a las limpiezas étnicas, aliarse con el diablo a cambio de un sitio en el olipo de los G20, hacer de la ONU el enemigo público número 1 del Cristianismo y de la Creación del género humano a la imagen y semejanza de su Hijo. Ocultan sus crímenes en el nombre del Estado, sus genocidios en el nombre de la Religión. Sus delirios de grandeza no tenen límites, la demencia es el consejero de los ricos, creen que pueden poner al Hombre de rodillas delante de los fantasmas del Pasado. El fuego del celo por mi Rey Divino ha consumido mi alma en las visiones de la Maldad del Poder, de sus mentiras asesinas, de sus políticas egolátricas, se adoran en público a sí mismos, se creen dioses, impunes a la Justicia a la que invocan sus crímenes. Los planes detrás de las pantallas de humo de las noticias por encargo, lo que los hombres no pueden ver mi Dios me lo ha puesto delante; mi mente, como el hierro se forja en el fuego, se ha forjado en las verdades ocultas detrás de cuyas tinieblas los gobiernos y las coronas alejan de los pueblos el horror de sus crimenes y de sus pensamientos. Mas ya ha llegado el día, y todo lo que ha estado oculto va a salir a luz, todo lo que ha permanecido escondido va a ser descubierto. Como un volcán que levanta los cimientos de la tierra que descansaba en seguridad, la Verdad sacudirá los hipogeos del poder y el desfile de los poderosos hacia las prisiones levantará una tormenta de alegría en los pueblos, porque dictadores y tirano recibirán el pago de sus acciones

El Futuro que mi Rey va a desplegar en este siglo nadie se lo imagina. ¡Cómo podría un animal sin espíritu comprender la Historia del Futuro que acaba de amanecer! Por esto camino solo delante de los hombres y de Dios. Mi espìritu se regocija en la Verdad. Un Ser Eterno cuya existencia es la del Infinito y la Eternidad ha abierto su Boca y despliega su Brazo para darle fin a un Mundo nacido de una Rebelión Fratricida. Dios vivió la Historia de este Mundo infinidad de veces a lo largo de los espacios infinitos y las eternidades del Cosmos que le ha visto surghir como el Creador Todopoderoso y Omnipotente que ha elevado la Vida a su Imagen y Semejanza. Infinidad de veces todos y cada uno de los Mundos que vivieron en los confines cósmicos, y se establecieron en los universos increados sobre las leyes de la Ciencia del Bien y del Mal se hundieron en el polvo, desaparecieron de la existencia del Cosmos como agua entre los dedos, como arena ardiente en la mano de un chaval. La propia maldad en sus fundamentos devoró sus Civilizaciones, y desaparecieron del tiempo y del espacio sin dejar más rastro que sus huellas en la Memoria Divina.

Creen los Amos de la ONU que pueden cambiar este Destino. Creen los poderes que mueven los gobiernos como títeres en manos de titiriteros que pueden darle un final feliz a esta tragedia de Guerra Civil Mundial Fratricida que el género humano lleva sufriendo seis mil años. No quieren darle la espalda a las leyes de la Cienciad el bien y del mal, creen que han domesticado al Diablo y pueden hacer del infierno su paraíso. ¡No quieren creerlo, pero he aqui la verdad: no existe ignorancia cuando reina la maldad!

Yo soy como un hijo que adora a su padre y recoge en sus labios cada una de sus palabras. Y a boca llena lo digo: El Eterno Señor del Universo lo juró por su gloria y lo hará por su Honor, el Hombre vivirá para siempre, su Reino abrirá sus Fronteras a la plenitud de las naciones de la Tierra, la Maldición que ha pesado sobre el Género Humano será una Historia que no volverá a repetirse jamás. Y toda la Casa de Dios verá con sus ojos la Verdad por la que Jesucristo puso su Gloria Divina a los pies de su Padre: Que si aquel hijo de Dios, no de este Mundo, que se hizo pasar por un Mensajero de Dios, no hubiese manipulado a la primera generaciòn de los hombres creados a imagen y semejanza de Dios, el Hombre , su Creación, jamás hubiese caído en la Tentación.

Por esto duermo en almohada de sueños y camino sobre un camino de esperanzas sólidas como piedras, pues he sido engendrado sobre una Roca. Mi Confianza en la Victoria de mi Rey sobre los poderes de este Mundo no vacilará. La Luz volverá a brillar en medio de las Tinieblas. Como Ayer, cuando la Tierra estaba confusa en el Abismo, así su hijo, el Hombre, verá la gloria de su Creador Divino en la plenitud de su Todopoderosa Libertad. Este es el Futuro de la Plenitud de las naciones y nada ni nadie puede quitarle de la Mano la Pluma de la Historia Universal a Dios.

 

 

TORMENTA SOBRE EL GOLFO DE CORINTO

Cinco minutos después relámpagos, rayos y truenos

 

DESPUÉS DE LA TORMENTA LA CALMA

Luna creciente entre sombrillas

 

 

Todo tiene un principio y todo tiene un final. Nada es como lo que fue al principio. Decir lo contrario es negar la realidad. Cambia el ser y cambia el mundo, no se puede ser el mismo siempre. Volver la mirada atrás es hincarse uno mismo un cuchillo en el pecho. Queda el recuerdo, pero la memoria es como un águila que según avanza desaparece todo en la papelera, permanecen únicamente momentos críticos grabados en el ser a fuego.

El sol sale y se va, vuelve, es siempre el mismo; el ser se transforma, se transfigura, el niño deja paso al hombre y el hombre a un hijo de Dios. Esta es la línea de la creación. No alcanzar la meta de esta evolución es dar a luz un aborto, un sueño roto en medio de la noche, una estrella que explota en la curva de su crecimiento. Ya nada es igual. Se nace en un mundo y se muere en otro. La cuestión es qué parte tiene el ser en el nacimiento de ese nuevo mundo que se regenera con los siglos.

La inteligencia creadora no tiene límites, mas existe en el Creador y entrar en ella es existir en Dios, vivir a Dios. Este es el fin de la evolución de la vida en la Tierra, dar a luz a un hijo de Dios en el Hombre. Las nubes lo confiesan, su palabra es lluvia, nieve, rayo y trueno; las estrellas lo declaran, su discurso es luz, grandeza, infinito y belleza. La propia Tierra se levanta en fuego, lava y cordilleras. ¿Qué parte de esta sabiduría hecha materia no entiende el hombre?

¿Por qué me has abandonado? He aquí el dilema que torturó a Adán y crucificó a Cristo.  ¿Por qué nos has abandonado al infierno de la guerra fratricida mundial, Dios, Señor, Rey y Padre Nuestro? Te declaras Padre Nuestro y nos entregas a seguir viviendo en este infierno, ¡cómo no sentirse herido hasta lo más profundo!

Los sabios se pierden buscando la respuesta, los santos caen extasiados delante de este misterio. A quien le basta una sola Palabra para restaurar el Paraíso en la Tierra guarda silencio… ¿Qué espectáculo es este para el que hemos sido contratados sin pedirnos permiso? Basta nacer para hacer válida la firma.

¿A quién le extraña que se diga?: Unos nacen para la gloria y otros para la miseria.

Desde los tiempos más remotos esta ha sido la respuesta de todas las religiones, desde el Budismo al Islam, desde el Zoroastrismo al Calvinismo esta respuesta ha reptado por la lengua de los milenios. Y como si no fuese con ÉL, Dios, como quien dice: ¡Que cada cual crea lo que quiera!, ha mantenido Silencio.

Padre Maravilloso de un Hijo Maravilloso incluso este Hijo, nuestro Rey y Señor, Jesucristo, dobló las rodillas ante la Sabiduría de su Padre y tomo el cáliz de la Amargura, y en su Dolor, en el Nombre del Hombre, sólo pudo decir: ¿Por qué me has abandonado, Dios mío?

La Respuesta está contenida en una sólo Palabra: AMOR. Por Amor al Hombre le pidió Dios a su Hijo que guardara Silencio. Por Amor al Hombre guardó ese Hijo Amado Silencio.

 La Respuesta a este POR QUÉ la legó Cristo en su Testamento al hijo que Dios le engendraría de su Esposa, la Iglesia Católica. Ese Hijo ha sido engendrado, ha abierto el Testamento de su Padre y lo ha dado a conocer a todos en LA HISTORIA DIVINA DE JESUCRISTO.

El fin ha sido alcanzado, la Vida en la Tierra ha consumado su razón de ser: Darle a Dios un hijo a su Imagen y Semejanza.

 

7/11

Para extasiarse el imbécil sólo necesitase mirarse en el espejo de su incomparable perfección; en su idiotez suprema se contempla  asentado en la cumbre de su idiotez suprema, creerse perfecto es el rayo que no cesa, divinidad a dos patas arrastrando su gloria ante la mirada perpleja de una Luna que mira y no cree lo que ve, se lleva la mano a la boca, “Tierra trágame”; entre Tauro y Orión las Pléyades se desnudan, arrojan sus trajes de Musas, “No puede ser cierto”, el mundo en blanco y negro, no descubras nunca el trastero de tu pensamiento, la verdad no puede ser revelada, stop al imbécil, déspota descargando su látigo sobre almas inocentes, se regocija en su crimen invisible, nadie ve el cuchillo,  la bala  viaja a la velocidad de su estupidez sin sonido, es flecha que no deja rastro en el pecho, el crimen perfecto, la perfección existe: “soy su encarnación viva”, el imbécil piensa. Luego existe.

Hoy me he levantado entre tres en fuegos, herido hasta las profundidades del alma sigo vivo, en los libros, en la eternidad, y vengan los huracanes, los terremotos y los diluvios, a mí el miedo, el terror y los sustos. Todo pasa, como el agua, como el polvo, como el tiempo, como el dinero en el bolsillo, como el poder de los mentirosos y las armas de los ricos. Permanecen los recuerdos de Sargón el torero, de Hammurabi el bonito y de Ramsés el herrero, hojas en el camino del viento, cada vez más potente hasta alcanzar el apocalipsis de las campanas de los profetas, santos y demonios recorriendo los ejércitos de las guerras del fin del mundo.

“Muerte muerte muerte”, las cuentas no te cuadran, ser dioses es el destino de los hijos del Dragón, los mortales deben ser conducidos al matadero, “que rebosen las copas de sangre, las mesas de carne humana”, la Naturaleza está loca, el sexo por encargo amazónico, Menguele se ríe, el espíritu de Hitler, Stalin y Mao hacen trío con la amante del siglo, la ONU.

Larga vida a los poderosos, breve la del peatón, es carne de cañón, consumida la pólvora se apaga la mecha de la existencia, eutanasia estilo romano, orgullo de morir por el bien de los dioses G20.

Aristóteles toca pelotas, esto es Grecia, humillada por sus discípulos, traga hasta que revientes, hay que seguir el juego, pedir perdón, bajar la cabeza. No hay esperanza, no hay ilusión, no hay fe, no hay futuro. Europa está de capa caída, las bandas organizadas de ladrones copan sus asientos, venden y compran leyes, abren las puertas de los cementerios, todos al fuego, que nadie rechiste. Pobre Grecia, la más humilde de las naciones, el más humillado de los pueblos. Turquía amenaza con tragarse sus islas, América no se inquieta, el turco puede hacer lo que quiere contra el armenio y el sirio, el griego es sagrado, como la Guinness, el Jack Daniel y el Bordeaux. Todo lo que entra, sale. Lo que cuela, se queda. En el simposio de los dioses los decretos son eternos, se llevan el oro y dejan para los perros el moro. Viva la Pepa, el coño de la Bernarda y el zipote de Antequera.

Corinto se despierta bajo un rocío buscándole el culo a los peces, las testículos a los cuervos, a los lejos se oyen los gritos de los helenos vendiendo a un euro camisas y bragas, naranjas a 80 céntimos el kilo,  patatas a 90,  pepinos y coles …, el euro es diablo y dios, asesino y médico. Ni Lidl ni Mercadona ni Carrefour, Jauja es el paraíso de los pobres, carteras vacías, máscaras en el bolsillo, la pandemia distingue entre pobres y ricos, la esterilización de la Infancia Mundial sigue su curso, el futuro es de los intocables, seguirán reproduciéndose mientras la jodienda no tenga enmienda. Los ricos bajan su cuota de un crío y medio a un cuarto a un cuarto y medio, “Aleluya patético”.

EL SOL BRILLA. Reparte sus rayos a locos y cuerdos, pastores y rebaños, lobos y perros, como Dios el rey de los astros no distingue entre hijoputa y palo santo. “Mo me jodas, Alejandro”, Diógenes dixit.

 

 

 

 

ENSAYO CORINTIO

SOBRE EL REINO DEL HIJO DE DIOS Y LA LIBERTAD DEL HOMBRE