cristoraul.org
ASTRONOMIA DE-YAVE
LA CREACIÓN DEL UNIVERSO SEGÚN EL GÉNESIS
UNIVERSUM. EL GRUPO LOCAL. Creación de Dios

Y creó Dios las estrellas para separar la Luz de las Tinieblas, y las puso en el Firmamento de los Cielos para separar la Luz de las Tinieblas...

EL ÁRBOL DE LAS CONSTELACIONES

 

 

OSA MAYOR / URSA MAJOR

 

STARS Speed DIST ly
Sarir Bonet 71 km/s 44 ly
Talitha Borealis 34.5 km/s 47 ly
23 UMa 16.3 km/s 78 ly
MIZAR 15.3 km/s 78 ly
MERAK 16.6 km/s 80 ly
ALCOR 17.2 km/s 82 ly
ALIOTH 18.5 km/s 81 ly
MEGREZ 19.6 km/s 80 ly
Phecda 17.3 km/s 84 ly
ALKAID 22.8 km/s 104 ly
Shaou Poo 31 km/s 104 ly
29 UMa 62.4 km/s 116 ly
DUBHE 26.5 km/s 124 ly
Tania Borealis 41.4 km/s 137 ly
Ta Tsun 14.6 km/s 144 ly
Muscida 48.9 km/s 179 ly
ALKAPHRAH 38.8 km/s 184 ly
Tania Australis 36.9 km/s 230 ly
Tien Laou 25.6 km/s 246 ly
Alula Borealis 24 km/s 399 ly
Talitha Australis 34.4 km/s 423 ly

 

 

Si, por consiguiente, el Astroicono Virgo podría causarnos algún que otro dolor de cabeza en razón de su fama mitológica, no reconocible por el ojo del "vulgo científico" a primera vista, la fama universal de la Osa Mayor no deja lugar a contienda de ninguna clase sobre la perfecta refutabilidad del modelo cosmológico adaptado por la Astronomía de los merlines atómicos como traje de novia para nuestra galaxia. Si en primera instancia la lista de las distancias y las velocidades varían hasta el punto de hacer imposible su estructuración en una Rotación General de los Cielos, una segunda observación volatiza esa imagen para bobos intelectuales que desde Kant hasta Einstein vinieron a imponerle a las Ciencias Astronómicas una de esas camisas de fuerza para locos mentales altamente peligrosos. Desde los 101 años luz de Alkaid hasta los 185 de Muscida existe un mundo de diferencias físicas tan enorme que para casar la Realidad Astronómica con la Ficción Cosmológica haría falta algo más que un ejército de Newtones.

En la Osa Mayor no se trata exclusivamente de la distancia de las estrellas, una por una, a la Tierra, sino de las distancias entre sí, que, siendo tan enormes, hacen, en lo absoluto, imposible la conjugación de un modelo galáctico rotatorio alrededor de un centro geométrico común y la permanencia en sus Iconos, durante miles de años, de las estrellas principales que componen la gráfica de las constelaciones.

Como en el caso de las demás gráficas constelacionales, la visualización de las estrellas puntuales en los lugares que les corresponden en sus íconos históricos sólo puede concebirse, acorde a una geometría dinámica, partiendo de la multiplicación de la velocidad de las estrellas referidas según la distancia, mayor la distancia mayor la velocidad alrededor de ese centro gravitatorio común, universal, perfecto, tan querido de los merlines del siglo XX, herencia para locos que los astrónomos del siglo XXI han adoptado con la naturalidad del que ha nacido en una camisa de fuerza y se siente como dios en el psiquiátrico que lo pariera. Ahora bien la tabla de las velocidades estelares nos descubre la falacia de un movimiento rotatorio universal en la barriga de la Vaca Sagrada Einsteiniana.

 

De la lectura entre la relación distancia-velocidad, no habiendo ninguna ley que defina la velocidad orbital de los sistemas estelares desde la que ver su comportamiento como un cuerpo sólido moviéndose alrededor del centro de la galaxia, sino que al contrario las velocidades de las estrellas aborrecen esa ley universal de movimiento general, se desprende de por sí sola la conclusión de que las velocidades son computadas para el movimiento de las sistemas estelógicos en el seno del área gravitatoria que les pertenece dentro del cuerpo de los Cielos. En sus órbitas alrededor del área gravitatoria que ocupan en el universo celeste se alejan o se acercan a nosotros sin jamás moverse de sus posiciones naturales en el Sistema de los Cielos, de aquí que durante los milenios las naciones han visto y verán las estrellas de la Osa Mayor en sus posiciones inocoastrofísicas naturales, variando aquí y allá en lo que se refiere al movimiento relativo, pero jamás al absoluto. De ser de otra forma las distancias de cientos de años luz entre 83 UMa y Talitha Borealis, por ejemplo, daría como igualdad una multiplicación de la velocidad proporcional a esa diferencia. Sin embargo no observamos ninguna ley general que ajuste los movimientos estelares a una Razón Galáctica Universal tal cual la presupone la Cosmología del Siglo XX. En el seno de un sistema donde todos los cuerpos se mueven en rotación alrededor de un centro universal debe existir una ley, cuando se observa la permanencia de una puntualización constante de masas en su interior, que explique esta permanencia a partir de una ley dinámica global, tal cual en el mundo de la Geometría.

O, al contrario, si se supone el movimiento interno de los cuerpos del sistema sujetos a una ley sin ley, se debe asumir que el Campo Gravitatorio rota a una velocidad propia, inconexa con las velocidades de los cuerpos que integra, cada cual moviéndose a diferentes velocidades, sin ningún tipo de sujeción entre sí, y entre sí con el Campo Gravitatorio universal.

Cómo explicar esta alienación entre Campo Gravitatorio Universal y Masa Global Estelógica es un punto a cuya discusión nos encantaría acudir como testigos de la capacidad del Ateísmo de la Ciencia para llevar su locura anticreacionista al punto del genocidio de la vida sobre la Tierra con tal de demostrar que Dios no existe, ¿pues qué mayor demostración que Dios no existe que la destrucción del Género Humano que El creara, por el propio hombre, y la Reducción de la Naturaleza de la Tierra a cementerio de la Biosfera?

En el intento parece que están. Fracasaron en su intento de geocidio durante las décadas de la Guerra Fría, mediante el bombardeo de los Tres Pilares de la Biosfera: Agua, aire y tierra, con el ataque masivo termonuclear de, aproximadamente, unos 666 Megatones, y ahora están en el empeño de borrar de la Naturaleza y del Género Humano las Leyes que condujeron la Vida en la Tierra desde el Barro al Homo Sapiens.

El fin, en efecto, de la negación de Dios, es la proclamación de la autodivinidad. Ya estamos a un paso de aquéllos dias cuando los reyes se proclamaban dioses y exigían ser adorados como tales, Enrique VIII, el último de tales locos. Echémosle una mirada al cuerpo de la Osa Mayor. Y seguimos hablando.

 

 

                       
  2UMa   ALKAID MERAK ALCOR MIZAR DUBHE ALIOTH   49UMa  
  3UMa TalithaBorealis AlulaBorealis PHECDA TaniaBorealis SarirBonet TienLaou MEGREZ ALKAPHRAH 51UMa  
  4UMa TalithaAustralis AlulaAustralis   TaniaAustralis   Muscida Ta Tsun)   55UMa  
  5 UMa
56UMa  
  6UMa 57UMa  
  8UMa 59UMa  
  11UMa 60UMa  
  13UMa 61UMa  
  14UMa 62UMa  
  15UMa 65UMa  
  16UMa 66UMa  
  17UMa 67UMa  
  18UMa 68UMa  
  22UMa 70UMa  
  23Uma 71UMa  
  26UMa 72UMa  
  27UMa 73UMa  
  28UMa 74UMa  
  29UMa 75UMa  
  30UMa 76UMa  
  31UMa 78UMa  
  32UMa 81UMa  
  36UMa 82UMa  
  38UMa 83UMa  
  39UMa 84UMa  
  41UMa 86UMa  
  42UMa    
  43UMa    
  44UMa    
  46UMa    
  47UMa    
                       
 

M 97

M 101

M 108

M 82

M 81

 
 

NGC 2701

 NGC2841

 NGC 2976

 NGC 2685

 NGC 2985

 
 

NGC 2950

NGC 3043

NGC3073

NGC 3077

NGC3079

 
 

NGC 3027

NGC 3065 & NGC 3066

NGC3179

NGC 3184

 NGC 3237

 
 

NGC3264

NGC 3202

NGC3205

NGC 3374

NGC 3320

 
             

 

No es en vano que he añadido esta suma de galaxias. Y todavía habrá más según vaya abriendo la masa estelógica que le pertenece a la Región de la Osa Mayor. (Este enjambre de galaxias le pertenece al vuelo sobre un radio de cien años luz alrededor del Sol). ¿Pero por qué creo necesaro abrir este enjambre y el abanico de las estrellas de la Osa? Se verá que la Osa mayor es un Mirador que da directamente a la Región del Grupo Local. La imagen arquetípica del mapa Lácteo es un ilusion.

Porque se verá que allá donde acaba el número de las estrellas en la dirección contraria al llamado "Centro de la Galaxia", la no existencia de cúmulos estelares abiertos, y la no existencia de cúmulos gobulares, explica la visión directa del campo cósmico, de un lado, y del Grupo Local, del otro. Obviamente los astrónomos clásicos dirán que esto se debe a que la Galaxia es un disco y el Sol, sea que mire para arriba o para abajo, tiene acceso directo a la visión del mundo externo. Yo digo que esto es falso, que nuestros ojos no nos mienten. La Osa Mayor es el Mirador por excelencia de los Cielos. De nuevo lo digo, hay que mirar y volver a mirar la Distribución de masas en los Cielos para comprender por qué la Imagen que nos pasa el Wikisky y la imagen que nos pasan los astrónomos clásicos son dos mundos totalmente aparte; para que la imagen del disco galáctico funcionase más allá de las estrellas que miran al Grupo Local tendría que seguir habiendo más estrellas, más cúmulos, abiertos y globulares en la direccion del Grupo Local. ¿No es verdad? ¡Es mentira! No hay un sólo cúmulo, ni estelar ni abierto a este lado de la Osa Mayor. Para salvar su Gran Quimera de los Cielos como un disco galáctico tendrían que situar al Sol al extremo exterior de dicho disco. Que es de hecho donde está, pero no para salvarlos a ellos, sino que el porque el Inmenso Cúmulo Globular que es la Bóveda Constelacional Celeste fue creado por Dios a este lado con el objeto de establecer alrededor de la Vida en el Firmamento de los Cielos un Doble Muro de Contención contra las Nubes de Materia que soplan entre las galaxias y cuyas dimensiones, como podremos observar, son fantásticas. He aquí entonces porqué en la Osa Mayor no encontramos ninguna Nebulosa y sí cientos y cientos de galaxias.

 

 

Esta es la composición de la Galaxia resultado de cientos de miles de piezas. Entre esta imagen compuesta y la imagen natural que vemos con los ojos de la cara no existe mucha diferencia, excepto que la vision compuesta sigue sujeta a la deformación ideológica y alienada de la corrección del paso de la luz por los campos gravitatorios, lo que hace de la composicion un puzzle bastante tramposo. Tendremos ocasiópnn de mover estas aguas a medida que seavancemos en este viaje por la Data. Entretanto sigo. EL ND Catálogo se corresponde con las estrellas sobre las que la distancia es un misterio. Cientos de astrónomos por todo el mundo, los mejores telescopios jamás fabricados en sus manos, la tecnologia de procesado más avanzada a sus pies, y ellos yendo por ahí de salvadores del mundo, los nuevos héroes que salvarán la Tierra de un Meteorito catastrófico dentro de equis años y sus nanosegundos.

1 UMa Muscida

M 108

67 UMa

M 97

34 Uma Tania Australis

IC 749, IC 750, IC 751, IC 752

54 UMa Alula Borealis

NGC 3938

63 UMa ALKAPHRAH

PGC 35014

50 Uma Dubhe

NGC 3614 & NGC 3614A

52 UMa Ta Tsun

HD 98526

9 UMa Talitha Borealis

PGC 33294

12 UMa Talitha Australis

NGC 3478

HD 95212

PGC 32341 & PGC 32294

HD 94263

NGC 3077

83 UMa HD119228

HD 94084 & HD 94083

HD 95233

PGC 33633

8 UMa HD76827.

PGC 33433

HD 92787

NGC 3675

45 UMa Tien Laou

PGC 37050

HD 101207

NGC 3930

HD 102998

NGC 3941

24 UMa Shaou Poo

PGC 2077848

HD 103613 & HD 103659

NGC 3995 & NGC 3995 & NGC 3991

44 UMa HD 94247

NGC 3986 IC 2979 PGC 1981745 IC 2978

69 UMa MEGREZ

PGC 36079, PGC 36069

HD 100598

NGC 3786 NGC 3788 NGC 3793

TYC 1987-481-1

NGC 3891

HD 104710

NGC 4062

HD 103684

PGC 37639

77 UMa ALIOTH

M 81

MIZAR AND ALCOR

M82

25 UMa Sarir Bonet

IC 529

6 UMa HD 75958

NGC 3733

83 UMa HD119228

IC 2943

23 Uma HD 81937

NGC 3756

84 UMa HD 120198

NGC 3613

13 UMa HD 78154

NGC 3625

15 UMa HD 78209

NGC 3674

16 UMa HD 79028

NGC 3683

HD 95098

PGC 39973