LA HISTORIA DIVINA DE JESUCRISTO

 

HIMNO DE VICTORIA

De aquel que había de "subir al Cielo y bajar al Infierno"

MUERTE

Dormido estaba en mi descanso sobre la Roca que le dio mi Creador a mi alma por Fundamento. En eso vino sobre mí el Espíritu: “Que tus lágrimas sean de Alegría”, y con estas palabras me saludó.

Yo abrí los ojos.

“Ven, sígueme”, me dijo.

Yo le seguí.

Me condujo a la Presencia del Rey, y como hijo que entra en casa abrazar a su padre corrí. Pero el Espíritu me dijo: “De rodillas delante del Rey, tu Señor”.

Doblando mis rodillas, se dirigió a mí el Rey, mi Señor, y abriendo su boca me dijo:

“Levántate y conduce a mi Pueblo a la Victoria, pues has sido creado a la imagen y semejanza de tus hermanos, los hijos de Dios”.

“He aquí tu siervo”, conteniendo mi alma su júbilo respondí al Rey Dios, mi Señor.

Entonces me desperté y mi Espíritu entonó este Himno de victoria.

“¡Qué miráis, hijos de la Tierra, el espíritu de Dios está en mí, desde las entrañas de mi madre el Rey me rodeó con su brazo! Desde la infancia me protegió mi Creador. No me entregué al pecado, crecí fuerte e incorruptible, y en la flor de mi juventud, sabiéndome amado, le pedí Sol, Luna y estrellas: ‘Levanta, oh Dios, mi cabeza sobre las naciones de la Tierra, para que admirándose todas las naciones de tu Obra sepan que eres Dios y crean en Ti’, en la flor de mi juventud le pedí.

Complaciéndose el Hijo de Dios en mi Deseo, nada me negó, y sabiendo que la Muerte y el Diablo habrían de perseguir al hijo que Dios le había suscitado de su Esposa, alzó Él alrededor de mí torres y muros”.

Vosotros que sois sabios y os creéis de Dios los jueces, respondedme: ¿No es el hombre barro en las manos de su Creador?

¿Y una vez formada la Vasija en la rueda no pasará por el fuego?

Coge el herrero el metal y metiéndolo en el fuego lo saca y lo golpea, vuelve a introducirlo en el fuego, vuelve a sacarlo y vuelve a golpearlo, hasta que el metal templado queda listo para servir a su dueño.

Quienes me miraban decían: “No tiene ya en Dios salvación”.

Pero el Espíritu me sostenía, y susurrándole a mi Alma: “La Victoria es del Vencedor” me consolaba.

¿No fue el signo de mi madre la Confusión? ¿Acaso fue consumida la Tierra por las Tinieblas?

¡La Luz se hizo!

Para todo hay un tiempo. Tiempo para nacer, tiempo para crecer, tiempo para ser libre, tiempo para servir, tiempo para construir, y tiempo para someter a prueba el edificio que Dios creó.

Rompió sobre el techo del Edificio de mi Fe la tormenta, temblaron bajo los cimientos de mi Esperanza los fundamentos de la tierra, se alzaron las olas y chocaron contra las murallas de mi Alma.

Todos me daban ya por perdido, sin salvador, como Tierra abandonada en las Tinieblas.

Pero el Espíritu me decía una vez y otra: “Obra es esta de Dios, obra maravillosa, edificada sobre Roca. Resiste, ¿acaso donde pisas no es la Tierra? Resiste; pasarán sobre tu cabeza los aguaceros con sus rayos y sus truenos, cesarán los temblores de la tierra bajo tus pies, las olas del mar regresarán a la calma que sigue a la tempestad, y tú vivirás para darle Gloria a tu Creador delante de las naciones de la Tierra. Te llamarán bienaventurado las generaciones que seguirán a tus días, serás para ellas una Columna en la Casa de Dios, sobre la que las generaciones posarán sus pensamientos cuando la hora de la debilidad caiga sobre ellas. Las naciones maravilladas se dirán: ¡Cómo lo más humilde, lo más bajo, ha sido elevado a lo más alto! ¡Ciertamente es Obra de Dios!”

He aquí que he oído un Decreto de Dios; y yo lo he escrito en mi Frente, para que las naciones recuerden de dónde les viene la Liberación. Ha dicho el Señor del Infinito y la Eternidad: “Que no sea hallado en la Tierra lugar para el Diablo y la Muerte”.

Entonces me fui al lecho, a que mi ser descansara tras las tormentas, los temblores y la violencia de las olas. Y se cerraron las heridas abiertas por las que sangré hasta caer como muerto. Cuando me levanté la Muerte ya no estaba, y el Diablo se retiró de mí.

Heme aquí de pie, como al Principio, lleno de vida y de fortaleza, de inteligencia y de sabiduría, vestida mi alma de vestiduras blancas como la nieve, ceñida la cabeza con el yelmo de la Verdad y el pecho protegido por la coraza de la Victoria. ¿A quién he de temer? ¿Acaso no es Dios quien sustenta todas sus obras y las hace subsistir para su Gloria?

Maravilla es esta también a mis ojos.

 A las orillas del río de la vida me dejó mi Creador a la espera de la Hora en su Omnisciencia dispuesta. Yo me reía. Estrecho y largo es el camino que conduce a la Victoria, pero investido por la Gloria del Vencedor desde las entrañas de mi Madre, ¿qué?

Relájate y goza, alma mía, adora a tu Señor y que las lágrimas que salgan de tus ojos sean lágrimas de alegría.

RESURRECCIÓN

 

Heme aquí pues, yo, Cristo Raúl, aquel de quien mi Señor, vuestro Rey, Dios Hijo Unigénito, Jesús,  os habló desde el Principio de los Siglos, a fin de que no dudéis de su Gloria y Divinidad, diciéndoos “Al Vencedor yo le daré mi nombre Nuevo : “Cristo”, y el Nombre de mi Dios : “Yavé”, y el Nombre del Monte de mi Dios : “Sión”; yo, Cristo Raúl de Yavé y Sión, hijo de Dios, de la Casa del Rey, mi Señor, Jesucristo, a todos los Cristianos y a todas las iglesias.

He aquí que el Día por el que “la Creación entera ha estado expectante ha amanecido”. Pero no sólo la Creación ha sufrido el paso de los siglos con el corazón en un puño; también el Diablo ha estado esperando este Día a sabiendas que, una vez amanecido este Día, su tiempo en la Tierra y en la Creación llegaría a su fin.

El Destierro por la Eternidad de la Creación es el Juicio de Dios sobre el Enemigo de su Reino.

Habiendo amanecido este Día, el Testamento de Cristo abierto y aquel que había de leerle su Contenido a las naciones ya nacido y formado, de Pie el Rey, sus enemigos por estrado de sus pies, los días que vamos a vivir en estos decenios serán días duros para todos los cristianos. Habiendo el Diablo y su Madre, la Muerte, fracasado en hundir bajo las botas de Gog y Magog la Civilización que Dios y su Hijo han levantado, pero dispuesto a llevarse al Infierno de su Destierro a tantas naciones como en su Maldad pueda conducir, el Diablo ha movido en estos últimos decenios sus peones sobre la Tierra, sembrando dictaduras por todos los continentes y entregándole el Poder a los peores de entre los hombres.

El Cristianismo, atacado desde las Izquierdas Ideológicas y desde las Religiones Teocráticas, se siente huérfano, abandonado de la ONU y de los Poderes Internacionales cuya Fundación tuvo su Principio en la Fraternidad entre las Naciones para sostener juntas la Paz y luchar juntas contra las Dictaduras que por la maldad de algunos hombres pudieran surgir.

Ea, Pueblos del Rey de la Creación, sois Ciudadanos del Reino de Dios, levantad el ánimo, el Padre le ha dado al Hijo Libertad Divina para Liberar a su Pueblo de la Tierra y ejecutar su Decreto : “Que no sea hallado lugar en la Creación para el Diablo, la Muerte y el Infierno”. así en el Cielo como en la Tierra. 

En efecto vienen días duros, porque el Diablo levantará su voz venenosa contra vosotros, y las religiones teocráticas que han hallado lugar entre vuestras naciones se preparan para endurecer su ataque contra las Iglesias. Mas no temáis. No respondáis a la violencia con violencia, ni al odio con odio. Vuestro Rey es Dios Verdadero de Dios Verdadero, su Invencibilidad ¿quién la resistirá? Siendo Ciudadanos, súbditos de un Rey Invencible, la Invencibilidad de Vuestro Rey es vuestra Invencibilidad: actuad como quien debe tener misericordia del vencido. Vuestro Deber es para con el Futuro de las generaciones que han de multiplicar el número de los hombres sobre la Tierra.

La Liberación de la Tierra del Enemigo que la ha tenido sujeta al imperio de la Muerte es cosa de la Casa de los hijos de Dios, cuya Cabeza es el Rey, Jesucristo. Dadlo por hecho. A vosotros os toca ir a la raíz del problema.

Pensad con la cabeza y responderos con el corazón: Un sistema social global, heredado del siglo XX, que tuvo necesidad de una siega de cientos de millones de seres humanos en dos guerras mundiales a fin de reajustar sus presupuestos económicos, y que habiéndosele prohibido echar mano de un reajuste de esa naturaleza ha comenzado a temblar bajo el peso de siete mil millones de almas, ¿cómo podrá soportar el peso de quince mil millones de almas, por ejemplo?

La Incapacidad para darle respuesta a este problema universal está en la raíz de la crisis global que anda esparciendo guerras civiles y suscitando dictaduras y tiranías como único medio de contener la revolución cuya tormenta se ve avanzar sobre este siglo.

La respuesta más lógica que han puesto sobre la mesa los Poderes heredados del Siglo XX, la opción de una siega de cientos de millones de seres humanos mediante un guerra mundial controlada : un imposible por las razones científicas conocidas, ha provocado la conjura de las naciones alrededor de la ONU para contener este crecimiento mediante una Política Global de Aborto y de Homosexualización de las Democracias, cuyos efectos feroces están provocando una Fractura entre Hombre y Mujer tan grave moralmente como penalmente sangrante.

El Hecho permanece. La Incapacidad de los Think tank Políticos Internacionales es una realidad cierta. Han puesto dirección al abismo en la esperanza de que en el precipicio caerán los cientos de millones que el sistema necesita para reajustarse y mantenerse vigente.

 Como Cristianos y Ciudadanos del Reino de Dios quiero que comprendáis que este escenario no ocurrirá. La Gloria del Rey está más allá de toda Duda.

Pero os preguntaréis porqué había Dios de mantener a “la Creación entera” con el corazón en un puño, o como dijo el Espíritu Santo, “en angustiosa expectación”.

Como para Resucitar es necesario Morir, para cerrar de una vez, y por toda la Eternidad, la Fractura que la Muerte quiso provocar entre Yavé Dios, Creador del Nuevo Cosmos, y su Hijo Unigénito, Jesús, era necesario que este Hijo comprendiese  la causa por la que su Dios y Padre levantó Sentencia Inapelable, y Sentencia de Destierro Eterno de su Creación, contra toda persona, sea siervo o hijo de Dios, que transgreda su Ley contra la Guerra.

Es, pues, el mismo Hijo de Dios, quien movido por el Espíritu, se levantó para Firmar la Sentencia de Dios contra quienes Transgrede la Ley y come del Fruto del Árbol de la ciencia del bien y del mal, que es la Guerra.

Es este mismo Hijo de Dios quien, regresado a su Mundo, y sentado a la Diestra de su Padre, está de nuevo de pie y viene para ejecutar la Sentencia que Padre e Hijo firmaron contra el Diablo, la Muerte y el Infierno.

Heme aquí, pues, que os hablo a todos los Cristianos, primero, y a los hombres de buena voluntad, también, para que os quitéis de en medio y no os plantéis delante de quien es Todopoderoso, Invencible, y dirige la Casa de los hijos de Dios para Liberar la Tierra de su Enemigo, y donde hubo Maldición sea encontrada Bendición sin medida.

El Señor Jesús, vuestro Rey, me ha dado su Nombre Nuevo para hablaros en su Nombre y llamaros a Unidad Universal en Defensa de vuestra Civilización, Sociedad y Vida.

Está en vuestro Derecho participar en la Sociedad para tomar el Gobierno, y es de vuestro Deber usar el Poder para rescatar la Palabra que todos los poderes han relegado al Destierro: FRATERNIDAD.

Le toca al Rey Dios Gobernar su Reino y crear las Estructuras Sociales necesarias para empoderar a su Pueblo y levantarle a su Creación un Edificio preparado para albergar entre sus muros a los miles de millones de seres humanos que una vez liberada la Ley de la Procreación Universal de quienes han invocado la Muerte como medio de controlar la Población Mundial, ha de llenar la faz de la Tierra.

Os toca a vosotros haced vuestra la Batalla contra el Mal que procede de esta perturbación contra Natura que los poderes internacionales se han dado para responder al desafío de una multiplicación de los hombres más allá de los diez mil millones de almas. Es de vuestra responsabilidad proceder a:

 

cerrar todos los Prostíbulos

elevar a penas máximas el Delito de Proxenetismo y Trata de Blancas

prohibir la Industria de la Pornografía a lo largo y ancho del Mundo Cristiano

cerrar todas las WWWs con material Pornográfico

penalizar la Posesión y Distribución de Material Pornográfico en TV, Tienda, Red y Mercados

cerrar todas las Salas de Proyección X

devolver a las mujeres ejercitando la Prostitución en Clubs, Calles y Carreteras a sus naciones y familias de origen

desterrar la Prostitución de los Oficios

prohibir el Contacto Cliente-Prostitut@ a través de los Media

catalogar la Pederastia, la Pedofilia, la Zoofilia y el Sadomasoquismo como Demencia en Primer Grado

legislar la pena máxima para Policías, Políticos y Jueces hallados en las Redes de esta Demencia

expulsar del Estado todo funcionario hallado en la Prostitución como cliente

darle todo el Poder a la Ley para llevar la Victoria de la Justicia a sus últimas consecuencias, lo que implica:

-Abolición del status de Inmunidad Parlamentaria para todo político y jefe de Estado

-Abrogación del status de Inmunidad Diplomática en caso de Conexión con el Crimen

- Penalización de las Vacaciones Sexuales

- Cierre de todo tipo de local en el que la Mujer use su cuerpo desnudo como condición de trabajo

Y la adopción de todas las Medidas que desde la Ley y la Justicia se reclamen conforme se avanza en la Victoria de la Vida sobre los que han hecho de la Muerte del Ser, físico o moral, su Patria y Bandera

El Amor es libre, y toda compra-venta del Acto Sexual es un Delito contra la Dignidad Humana. 

 

NO tengáis miedo, ni temáis. Procread y Multiplicaos, abolid las leyes contra la Libertad de Crecimiento del Género Humano.  Dios, vuestro Creador, está con vosotros. ¿Acaso ha dejado de ser Omnisciente el Creador de las galaxias sin número que llenan el Cosmos?

Abolid todas las Leyes que han provocado una Fractura entre Hombre y Mujer por cuestiones ideológicas, el efecto de las cuales ha sujetado la Ley del Divorcio y Separación de las Familias a un Delito contra la Infancia bendecido por esas leyes establecidas desde la ONU mirando a segar desde la raíz misma del comportamiento sexual de las naciones el Crecimiento de la Población Mundial.

El Nuevo Edificio Mundial, fundado sobre las Leyes del Espíritu de Cristo, preparado para ser la Casa de un número infinito de seres humanos, estuvo siempre en el Horizonte de la Creación del Género Humano. Relegado por las circunstancias de la Caída del Primer Hombre en la Guerra como Medio para alcanzar el Fin de extender la Civilización del Reino de Dios a todas las naciones; relegado, sí, pero no olvidado ni abandonado.

Por esto, el Espíritu Santo en los Apóstoles, su Casa y Templo, viéndolo venir en el Horizonte de los siglos, anunció la Llegada de este Día en el que la Gloria de la Libertad del Hijo de Dios, y Gloria de Dios Hijo Unigénito, quien con su Poderosa Palabra creó la Luz, el Firmamento, las estrellas para separar la Luz de las Tinieblas, las aguas, las plantas, las aves, los animales, el género humano, había de desplegar su Divina Corona sobre las Naciones, liberándolas del Poder de la Muerte y extendiendo a todos los hombres la Ciudadanía de su Reino.

El Derecho escrito, el Deber está para ejercer Conquista de los Gobiernos y desde ellos desplegar la Paz desde la Ley de la Fraternidad entre todos los Pueblos, pues todos tenemos por Creador al mismo Dios, quien se ha revelado Padre de toda su Creación, haciéndonos a todos hermanos, y como Hermanos vivir y regir nuestro comportamiento.

A las iglesias les digo lo que mi Señor me ha dicho: “Unificaos”.

A los Cristianos, lo que el Rey me ha mandado: “Uníos”.

Las diferencias, teológicas, o políticas, todas puntuales, déjense de lado, y dado que de la ignorancia nacieron, todas están sujetas al espíritu de Inteligencia, que es nuestra herencia; aún más sabiendo que quien no obedece al Rey, su Señor, se rebela contra Dios, su Creador.

Ea pues, levantad el ánimo todos, la Gloria de la Libertad del Hijo de Dios ya despliega su Luz sobre las naciones. No os sorprendáis por lo que vais a ver, ni la confusión os acobarde.

El Pensamiento del Rey es el Pensamiento de Dios. ¿Qué soldado se atreverá a discutirle la estrategia a su Rey? ¿Se levanta acaso el peón para decirle a su Rey la estrategia que debe seguir para vencer al enemigo? ¿No es más bien el Rey quien mueve todas las piezas, y conscientes de la Invencibilidad de su Rey todas se mueven alegres?

La Victoria es del Rey, mi Señor. Pero del enemigo es no reconocer la derrota hasta perder la batalla.

Basta pues de timideces, dudas y vacilaciones. Dios ha desplegado cual Árbol de Vida el Espíritu de Su Inteligencia infinita para que todo el que quiera acercarse se acerque y coma, y el fruto sea la respuesta a todos los problemas de la Humanidad, desde todas las disciplinas de las ciencias, desde la Medicina como desde las Ciencias de las energías. La Puerta de la Luz está abierta, y lo que el Señor abre, nadie puede cerrar.

Entrad y ved, coged y comed.

La Muerte fue vencida. Hoy es el Día del Destierro de la Muerte de la Carne y la Sangre del Género Humano. ¡Pues siendo el Hijo de Dios la Cabeza de todos, su Cuerpo Universal queda libre de todos los males!

No os inquietéis por lo que vais a vivir. El fin de todas las coronas ha sido decretado.

Tampoco os dé temor la conjura de los Poderes Internacionales que en la ONU han plantado su tienda, imponiendo en su Maldad la doctrina de la Abolición de la Fraternidad entre las Naciones bajo el discurso cainita de Moscú, La Meca y Beijing de NO-Intervención de los Estados en los asuntos internos de otro Estado. Los días del Consejo de Seguridad están contados. El Rey levantará un Tribunal de Apelación Mundial Cristiano en el que las Naciones bajo Amenaza de Genocidio y Dictadura encontrarán una Mano Hermana Abierta y un Ejército Mundial en estado de Alerta Sempiterno para ponerse entre Caín y Abel y hacer que la Paz y la Ley vivan.

Los acontecimientos que el Rey ha comenzado a desencadenar edificarán en la Historia del Siglo XXI el Edificio en el que los próximos siglos escribirán su Historia. Los Actos de Dios son Invencibles; su Revolución es buena, justa y necesaria; sus líneas matrices son las que siguen:

 

Unificación de todas las iglesias cristianas alrededor del Tronco Católico;

Disolución de la Federación Rusa y Caída de Moscú;

Caída de Bruselas y Berlín; Extinción de las religiones: Islam e Hinduismo;

Independencia del Tíbet y Desmembración de China y de la India en muchos Estados con sus naciones; Extinción del Ateísmo Científico y Revolución de las ciencias médicas y ciencias de las energías;

Caída del Cuerpo de Seguridad de la ONU

Creación del Árbol de la Plenitud de las Naciones con Jurisdicción Universal contra la Guerra y las Dictaduras;

Abolición de todas las coronas, europeas, africanas y asiáticas;

Creación de la Comunidad de los Estados Latinoamericanos;

Creación de un Cuerpo Judicial-Policial Mundial de Lucha contra el Crimen y las organizaciones Criminales Internacionales; 

Revolución Agrícola Mundial: Extinción de las plantas del Tabaco, Cocaína y Marihuana; control de las plantas del Café, de la Vid y de la Amapola; 

Reforestación del Planeta;

Fin del Comunismo, en todas sus formas, políticas e ideológicas;

Adhesión del Estado de Israel a la Alianza Militar de la Plenitud de las Naciones Cristianas;

Adhesión de los Estados Unidos de América al Tribunal Penal Internacional;

Abandono de las energías destructivas del planeta: Petróleo, Carbón y Gas;

Evolución de los Estados hacia Administraciones sujetas al Deber de Cumplimiento de los Derechos de la Familia;

Evolución del Dinero en Metálico y Papel al Dinero Digital y la sujeción de su Movimiento al Cuerpo de la Justicia;

Acceso libre de todos los hombres a la Educación Universitaria y a los medios de desarrollo de sus capacidades creativas y productivas;

Creación de Tres Comunidades Africanas Internacionales: África Blanca o del Sur; África Negra o Media, y África Mediterránea: libres de los Monopolios y oligarquías europeas, asiáticas y americanas.

Adelante, pues. No tengáis miedo, vuestro es el Derecho de Gobernar y el Deber de hacerlo en el seno de la Ley del Rey : “La Guerra es una Abominación”.

Toda siembra de Odio, independiente de la causa, no hay causa que justifique el odio de un pueblo hermano hacia otro pueblo del a misma familia, es delito contra la Humanidad.

 

El Futuro de los siglos y la Investigación de la Creación de Dios van de la mano cogidos. Nuestro Creador es quien conoce todas las ciencias que deben ser activadas para hacer posible la Investigación sobre el terreno en el seno del Sistema Solar. Abrir pues las inteligencias a vuestra ignorancia, liberadlas de intereses políticos ya muertos y buscad en Dios, Creador del Universo, las ciencias necesarias para desplegar esta Actividad.

La vida del Hombre en Salud y Paz levanta en el horizonte un Nuevo Modelo de Sociedad Universal que no puede esperar ni debe ser ralentizado por las diferencias ideológicas que los muertos han legado a las generaciones vivas.

Sujetos todos a la Ignorancia, el Entendimiento entre los ciudadanos de un mismo pueblo debe superar las barreras ideológicas, centrarse en las respuestas a los problemas actuales, y activarse para ver que con los tiempos los problemas cambian y con el cambio nuevas respuestas son necesarias.

 La Felicidad de unos pocos no puede aplastar la Felicidad de muchos. ¿Qué son la Libertad y la Igualdad sin la Fraternidad? Y sin embargo todos los discursos políticos crucificaron la Fraternidad, pues la Fraternidad obliga, pero la Libertad y la Igualdad sin esa Obligación le abren la puerta al Libertinaje y al Odio que vienen de quienes se creen Superior a sus Hermanos y Vecinos.

Siendo todos hijos de Dios, el Destierro de la Fraternidad ha dejado huérfanas a las naciones y a los hombres. Su regreso ¿qué será, sino un día de lágrimas de alegría?

Cristianos, uníos; y vosotros, que os creéis más hombres siendo animales racionales que hijos de Dios, convertíos. La Hora de la Larga Espera ha pasado. Quien no quiera asumir la condición de hijo de Dios en tanto en cuanto la Meta de la Creación de la vida Inteligente, no será nada.

 

C.R. Y-S

21, 2019, Domingo de Resurrección.